Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un departamento tocado

Virgilio Cano, consejero de Cooperación desde 1987, no tiene suerte con sus funcionarios. Desde que el PP puso los ojos de sus 47 diputados regionales sobre los contratos de obras, el departamento de Cano está tocado. Un presunto trato de favor a la empresa Construcciones Atocha motivó que un juez imputara dos delitos de estafa y falsedad en documento público a los funcionarios Vicente Martínez Castelló y Alberto Bello. Delito: certificar la existencia de unos materiales de obra que nunca aparecieron. Ahora, Máximo Parrón es investigado desde la propia consejería por un presunto trato de favor a empresas de su mujen

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de febrero de 1995