Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSE y PNV inician reparto de cargos públicos vascos margen de EA

El desalojo de Eusko Alkartasuna de la Mesa del Parlamento vasco por parte del PNV y del Partido Socialista de Euskadi (PSE-PSOE-EE) fue sólo la primera represalia por el acuerdo del partido de Garaikoetxea con el PP para dejar a los socialistas sin uno de los senadores en representación de Euskadi.El PSOE y el PNV han llegado a un principia de acuerdo para continuar en la misma dirección y dejar sin representación a su socio del gobierno tripartito vasco, EA, en el Tribunal de Cuentas y en la oficina del Defensor del Pueblo.

El secretario general de los socialistas vizcaínos, Nicolás Redondo Terreros, criticó el sábado con dureza al partido de Garaikoetxea, al que acusó de estar instalado en la inmoralidad. Un malestar compartido, por el PNV, cuyo presidente, Xabier Arzallus, pronostica que los problemas con EA "irán a más".

Sin embargo, desde Eusko Alkartasuna se insiste en que el reparto de los senadores estaba fuera. del acuerdo de Gobierno; mientras que la composición de la Mesa del Parlamento era un acuerdo de todos los partidos para mantener la pluralidad de la representación popular.

"El PNV y eI PSE han actuado por venganza y utilizando para ello toda su fuerza", dijo el portavoz de EA, Rafael Larreina. "Espero que eso no sea más que fruto de un enfado y sean capaces de reflexionar porque todo tiene un límite", advirtió.

Si finalmente socialistas y nacionalistas del PNV copan seis de los siete puestos del Tribunal Vasco de Cuentas Públicas (TVCP), romperían el consenso que acompañó a la primera elección de esta institución, hace seis años, cuando el reparto se hizo respetando la pluralidad del Parlamento. Según los partidos de la oposición, este modo de actuar afectaría, además, seriamente a la credibilidad del órgano fiscalizador de las cuentas públicas.

A pesar de las discrepancias y de las actitudes de los tres partidos, todos coinciden en que "ésto no afecta al Gobierno vasco". El propio lehendakari, José Antonio Ardanza, ha asegurado que el Ejecutivo está asegurado contra los vaivenes partidistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de febrero de 1995