Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Último adiós a Jaume Perich

Los restos mortales del humorista Jaume Perich fueron incinerados ayer en el cementerio barcelonés de Collserola. Numerosos representantes de la cultura y la política catalanas dieron el último adiós al dibujante, que- el pasado miércoles falleció en Mataró, a los 53 años, víctima de una hemorragia intestinal.Su hija Raquel protagonizó los momentos más emotivos de la ceremonia al leer algunos fragmentos del diario personal de Perich, que durante cerca de 30 años de trabajo se caracterizó por sus constantes críticas a la injusticia social. En las anotaciones correspondientes al 17 de enero, Perich reflexionaba sobre la noticia de que iba a ser abuelo en septiembre: "Me compraré un bastón y una boina y seré un abuelo presentable, de los que ya no quedan", escribió.

Los escritores Manuel Vázquez Montalbán y Víctor Mora, así como el dibujante Cesc, dedicaron unas palabras de despedida a Perich, coincidiendo todos ellos en destacar sus cualidades humanas. El consejero de Cultura de la Generalitat, Joan Guitart, Gila, Forges y Óscar Nebreda, el escritor Juan Marsé, el cantante Joan Manuel Serrat y Rafael Ribó (IC), Lluís Armet (PSC), Enric Lacalle (PP), fueron algunos de los asistentes. Forges manifestó que con la muerte de Perich se ha perdido "una mente lúcida y la voz de una Cataluña entendida en todo el Estado. Le he dicho a Guitart que ahora es el momento de que la Generalitat de la cara, por ejemplo, asignando una pensión a su viuda, para agradecer lo que Jaume hizo por Cataluña".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de febrero de 1995