Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis millones de españoles en la mitad sur padecen restricciones en los abastecimientos de agua

El prolongado estiaje que afecta al sur del país desde hace un lustro ha vuelto a forzar al Gobierno a recurrir a procedimientos de emergencia para suplir las deficiencias del abastecimiento de agua que afectan a seis millones de españoles. La mayoría de las capitales andaluzas sufren cortes de, suministro. La situación de Cádiz es extrema, ya que sólo dispone de recursos hasta febrero. Según el secretario de Estado de Política Territorial y Obras Públicas, José Alberto Zaragoza, de continuar la falta de lluvias, no se descarta el transporte de agua en tanques a la bahía de Cádiz.

Por quinta vez consecutiva se, estrena un año con dificultades en los abastecimientos de agua, justo en la época que se supone que debe llover en España. La situación de las reservas es tan alarmante en la mitad sur peninsular, que el Gobierno vuelve a verse forzado a tomar medidas de emergencia para aguantar los meses próximos y encarar el verano sin que la peor sequía del siglo se convierta en catástrofe.Seis,capitales andaluzas -Jaén, Granada, Sevilla, Cádiz, Málaga y Granada- padecen restricciones o reciben suministros de baja calidad. Algunas de ellas, como Málaga, ampliará el lunes el horario de restricciones. El río Guadalquivir, uno de los más caudalosos y eje estructurante de Andalucía, mantiene sus reservas a niveles inferiores al 10% de su capacidad, cuando la normalidad por estas fechas de pleno invierno sitúa este índice entre el 26% y el 32%.

El secretario de Estado, José Alberto Zaragoza, y el director de Obras Hidráulicas, Adrián Baltanás, describieron ayer un panorama alarmante (ver EL PAÍS, del 5 y 11 de diciembre de 1994). La situación que ya era mala en años precedentes empeora día a día y tampoco se vislumbra ningún cambio meteorológico que recupere la presencia de las lluvias.

Las cuencas del Guadiana, Guadalquivir, Sur y Júcar disponen de una tercera parte de sus reservas medias por esta época del año. No es menos preocupante la situación de los grandes acuíferos subterráneos ubicados bajo la planicie de La Mancha. Las extracciones continuadas de agua, sin que la lluvia las haya repuesto, ha rebajado en los dos años últimos 20 metros el nivel de los pozos.

Desde el inicio del actual ciclo de sequía -1991-, el Ministerio de Obras Públicas ha invertido más de 37.000 millones de pesetas en obras de emergencia para suplir deficiencias crónicas en abastecimientos. El plan de emergencia que ayer se presentó contempla 9.250 millones adicionales, cuyo desglose es como sigue:

EXTREMADURA

PROBLEMAS: las reservas del Guadiana se sitúan en el 12,2% y repercute en los abastecimientos de Cáceres, Malpartida y las comarcas de La Siberia, Vegas Bajas y Campiña Sur de Badajoz. Obras Públicas invertirá 800 millones para complementar reservas.

ANDALUCÍA

CÁDIZ. PROBLEMAS: la bahía gaditana, con un millón de habitantes en un radio de 50 kilómetros, padece restricciones de agua desde febrero de 1992. Pasadas las navidades se baraja ampliar dos horas más el horario actual -de 21.00 a las 7.00- de restricciones.

El trasvase Guadiaro-Majaceite resolverá el problema de aquí a tres años. Entretanto, se baraja abrir pozos en el acuífero de El Sotillo, entre Arcos de la Frontera y Jerez, o el transporte en buques de agua desde Huelva o Sevilla.

MÁLAGA. PROBLEMAS: dos millones de afectados entre la capital y la Costa del Sol. El próximo díaa comenzarán seis horas de restricciones en Málaga.

Obras Públicas prevé inversiones de 3.900 millones, para conectar el embalse de La Viñuela con la red de Málaga y Costa del Sol así como captaciones en el Guadalhorce, Sierra Blanca y Sierra de las Nieves.

GRANADA-JAÉN-CÓRDOBA. PROBLEMAS: las dos primeras capitales padecen restricciones. En conjunto se invertirán 800 millones en pozos para complementar abastecimientos de Granada, Jaén, Córdoba, Alcalá de los Gazules y Loja.

MURCIA-LA MANCHA

PROBLEMAS: el bajo nivel del Tajo en su cabecera afecta al trasvase al Segura y los abastecimientos de Toledo.

Se destinan 1.600 millones para drenajes y reutilización de aguas en Murcia y 725 para complementar abastecimientos de Toledo, Talavera de la Reina, y las comarca de El Bullaque y Entrepeñas-Buendía.

BAJO ARAGÓN-LEVANTE PROBLEMAS: las bajas precipitaciones sobre el Sistema Ibérico afectan a medio millón de residentes de La Mancha, Bajo Aragón y Comunidad Valenciana.

Se destinarán 1.000 millones de pesetas en nuevas captaciones subterráneas para el abaste cimiento de Chiva (Valencia), La Marina Baja (Alicante) La Plana (Castellón), Alarcón (Cuenca), Pozuelo (Albacete) y Alto Mijares y Alfambra (Teruel).

No hay solución sin trasvases

El problema del agua en España pasa por interconectar las cuencas hidrológicas, o en otras palabras: sin trasvases no se resolverán las deficiencias crónicas de agua. El mensaje del secretario de Estado de Política Territorial, José Alberto Zaragoza, tras exponer la dramática situación de muchos abastecimientos en el sur, fue así de contundente.

Lo dijo a título personal y como ejecutivo de un departamento que ha visto paralizado el Plan Hidrológico Nacional (PHN) por sendos mandatos de las Cortes, que exigen la aprobación previa de los planes de cada cuenca y un plan de regadíos.

Según Zaragoza, el debate de los trasvases debería calar en la sociedad "Todos nos sentimos muy solidarios, pero cuando se plantea llevar agua a otro sitio decimos que es mía". Cree que sin un consenso nacional no se podrán resolver los desequilibrios que afectan a la mitad del país, mientras hay agua abundante en la otra mitad. Entretanto, no descarta que se aprueben leyes específicas, como la mejora de regadíos -consumen el 80% del agua disponible-, para cubrir el vacío por el retraso del PHN.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de enero de 1995

Más información

  • Nuevas obras de emergencia para paliar el quinto año consecutivo de la peor sequía del siglo