Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Huelgas de Metro y Renfe

Con respecto a las huelgas convocadas para este mes por los maquinistas de Renfe y los trabajadores del Metro, quiero expresar mi más profunda indignación.En el caso de los primeros, solicitan un 21% de subida salarial, en un momento en que la situación económica es difícil para todos. Convocan una huelga porque "la dirección parece que se resiste a una negociación". El mínimo de coherencia exigiría a unos trabajadores que superan las 200.000 pesetas netas reivindicar unas condiciones razonables y no el aumento desproporcionado que solicitan.

Y respecto a los trabajadores del Metro, aunque sus reivindicaciones son diferentes, exigirles el mismo principio de coherencia que a sus compañeros de Renfe.

No es de recibo que convoquen una huelga para mantener una situación de privilegio, esto es, solicitar que, además de los permisos estipulados en el Estatuto de los Trabajadores, se les permita disfrutar de 11 días por indisposición.

Es un disparate que roza la demencia esta solicitud, pero mucho más grave es que acudan a una huelga por este motivo. Sería bueno que los trabajadores no se dejaran manipular por unos sindicatos incompetentes y diferenciaran entre derechos adquiridos y prebendas.

Pero lo que más me molesta, una vez subrayado que sus prosaicas reivindicaciones no tienen sentido, es que atenten contra mi libertad impidiéndome ejercer mis derechos constitucionales, como el derecho al trabajo o el libre desplazamiento por mi ciudad, sea por pura diversión o por razones de urgencia.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de diciembre de 1994