Palop dice que el informe del PP sobre el 'caso Naseiro' es típico de una dictadura

, La comisión de financiación de los partidos se despeñó ayer entre el surrealismo y la pura locura parlamentaria. Salvador Palop, ex concejal valenciano por el PP y pieza clave en el caso Naseiro, calificó el informe de su partido sobre el asunto como "típico de un país tercermundista o de una dictadura uníca". Todos los comisionados, excepto Jaime Ignacio del Burgo (PP), abandonaron la comisión después de que Palop se acogiese al derecho constitucional de no contestar a Felipe. Alcaraz (IU), y éste le espetase: "Estoy hasta la coronilla de comparecientes que se comportan como chulos de verbena".

El presidente de la comisión, Luis Mardones, de Coalición Canaria, permaneció, impasible. Palop protestó con vehemencia. Mardones siguió callado y Alcaraz prosiguió diciéndole a Palop que "usted puede tener el riñón cubierto, puede tener cogidos por los perendengues a algún dirigente de su partido" y, a partir de ahí se organizó una trifulca de acusaciones y adhesiones cruzadas que concluyó con la suspensión durante unos minutos de la comisión y, tras reanudarse, con el abandono de todos los comisionados, excepto el del PP.Palop le había dicho a Alcaraz que no le respondería porque su grupo político ya ejerció la acusación privada. "Ustedes", dijo, "vinieron a por mí y por lo tanto a usted no le voy a contestar". Alcaraz hizo grandes protestas sobre las razones de Palop. José Joan González de Txabarri se solidarizó con Alcaraz; Del Burgo protestó enérgicamente por el tono de Alcaraz hacia Palop; Alcaraz retiró lo de perendengues tras asegurar que Del Burgo no conocía el significado de la palabra en dialecto andaluz. Total, que, entre risas de los informadores y gestos de indignación de los diputados, la sesión se suspendió y, con ello se consiguió, al menos, recobrar la calma formal.

Palop se mostró desde el principio crispado y, en ocasiones, altanero, tuvo palabras durísimas para el informe de su partido, que elaboró, en su día Alberto Ruiz Gallardón. Gimeno, representante del PSOE, le advirtió que la responsabilidad del informe correspondía a la dirección de su partido y Palop respondió: "Me da igual la dirección del partido, yo digo lo que digo".

Arremetió otra vez contra el informe sobre el caso Naseiro. "Es una basura, es basura pura" y contó a los diputados que él está "muy feliz fuera de la política" y que le resulta "bastante odioso volver a un sitio donde se habla de política".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de diciembre de 1994.

Lo más visto en...

Top 50