Sanchís admitió en sesión secreta del Congreso que era "práctica habitual recibir dinero de quien lo da"

M. GONZÁLEZ / C. VALDECANTOS Ángel Sanchís, tesorero de Alianza Popular desde 1980 hasta 1989 y ex diputado del PP, que hoy debe comparecer ante la Comisión de Partidos del Congreso para informar sobre el denominado caso Naseiro, aseguró en 1990, en una sesión secreta de la Comisión del Estatuto del Diputado:"Hemos recibido dinero los partidos políticos de señores que lo dan ha sido práctica habitual recibir dinero de particulares". Este testimonio, que consta en los archivos del Congreso, contrasta con el que prestó el viernes el sucesor de Sanchis en la tesorería del PP, Rosendo Naseiro, quien dijo solemnemente que no recibió ni pidió "a ninguna persona o empresa una sola peseta para financiar" a su partido.

Más información

La comparecencia de Ángel Sanchis ante la Comisión del Estatuto del Diputado, el 20 de noviembre de 1990, fue un trámite previo a la concesión del suplicatorio solicitado por la Sala Segunda del Tibunal Supremo, que el pleno del Congreso aprobó nueve días después, con la oposición de su partido. En su encuentro con los miembros de la Comisión del Estatuto, cuyas reuniones tienen carácter secreto, Sanchis pidió que se denegara el suplicatorio, argumentando: "Yo estoy aquí por la financiación de los partidos políticos, no por otra cuestión; y política es toda la actuación. Por tanto, no es una cuestión personal".El alegato de Sanchis tuvo, en ocasiones, un tono dramátíco. "Estoy siendo gravísimamente perjudicado. He sido espiado ilegalmente. He sido masacrado. Si no hubiésemos sido políticos, no habría actuado la policía como actuó, ni tampoco habría actuado el juez como actuó. [...] Y a mí no me ampara nadie. La Cámara no me ampara. [...] Yo Me siento perseguido políticamente", dijo.

"Ejercicio de cinismo"

La última parte de su intervención, con la que intentó ganarse el apoyo a su causa de los diputados de los restantes grupos parlamentarios-, fue la de mayor calado político.

"No he hecho nada que no hayan hecho otros miembros [de otras formaciones] en la financiación de partidos políticos. A mí me parece que es un ejercicio de cinismo estar acusándome así, porque nada hemos hecho en el partido político que yo. representaba en ese momento que no hubiese hecho otro cualquiera, porque nadie hemos hecho ninguna ilegalidad, ni nosotros, ni supongo, por mis conocimienios, tampoco los demás partidos."

"Hemos recibido dinero los partidos políticos de señores que lo dan, pero nunca a cambio de nada [sic], nunca por una motivación concreta, nunca por nada que pudiese ser cohecho. Por tanto, acusarme a. mí, y hacerme pasar este calvario por algo que ha sido práctica habitual, porque, repito, ha sido práctica habitual recibir dinero de los particulares... No ha sido práctica habitual, no lo ha sido nunca, recibirlo a cambio de nada", concluyó.

Según el informe aprobado en 1990 por la dirección del PP sobre el caso Naseiro, del que fue ponente Alberto Ruiz-Gallardón, "el diputado nacional Ángel Sanchis, sin competencia orgánica o estatutaria alguna, pretendió participar junto a Salvador Palop [concejal popular de Valencia] en operaciones de recaudación de fondos [aportados por empresas], utilizando para obtener su confianza los nombres del Presidente Fundador [Manuel Fraga] y del Presidente Nacional del Partido [José María Aznar]".

ELinforme interno del PP consideraba que la conducta de Sanchis podía tipificarse como falta grave, según los estatutos del partido, pero agregaba. más adelante: "Dada la baja en la militancia del diputado nacional Ángel Sanchis Perales, no procede la- exigencia de responsabilidades disciplinarias".

Sigue como asesor

Sin embargo, según el diario Levante, el ex diputado milita todavía en el PP y ejerce como asesor del Grupo Parlamentario Popular del Congreso y del propio presidente Aznar. En unas declaraciones publicadas el pasado día 25 por el citado rotativo valenciano, Sanchis dijo que asesora al PP "siempre que me lo piden, porque sigo siendo militante del partido".

Levante asegura que Sanchis se incorporó al equipo de asesores del PP tras dejar su escaño en el Congreso, al final de la pasada legislatura, y que cobra por su trabajo unas 200.000 pesetas mensuales, extremo que el, afectado no quiso confirmar ni desmentir, aunque sí indicó que en su relación con el partido no media ningún contrato.

EL PAÍS intentó ponerse en contacto con Sanchis, pero personas allegadas al mismo indicaron que se encontraba fuera de España hasta el día de hoy. Fuentes del PP indicaron que el ex diputado no es asesor de José María Aznar, pero no pudieron precisar si trabaja para el grupo parlamentario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de diciembre de 1994.

Lo más visto en...

Top 50