Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece a los 68 años Adolfo Carretero, ex presidente del Tribunal de Cuentas

El cadáver del ex presidente del Tribunal de Cuentas Adolfo Carretero será enterrado hoy en el panteón de su familia en el cementerio de la Almudena de Madrid. Carretero, de 68 años, dimitió de su puesto el pasado 7 de noviembre al sentirse afectado por un cáncer de hígado que acabó con su vida ayer, a las 3.15. Todos los partidos han elogiado su labor, a excepción del PP, que le acusó de defender al Gobierno del PSOE.

El cáncer de hígado que le hizo dimitir hace poco más de un mes de la presidencia del Tribunal de Cuentas ha precipitado la muerte de Adolfo Carretero, producida ayer en una clínica de Madrid en la madrugada. Sus restos serán conducidos hoy a las 11.30 al tanatorio municipal (Salvador de Madariaga, 11) para ser enterrados en el cementerio de la Almudena.De su gestión al frente del alto tribunal auditor el Gobierno destaca el incremento de las actividades de la institución y su disponibilidad personal a comparecer ante las Cortes. Para el Ejecutivo, desempeñó una tarea tenaz volcada en influir ante las cámaras y el propio Gobierno para culminar la transformación del Tribunal de Cuentas y potenciar Sus facultades fiscalizadoras.

A pesar de haber mostrado diferencias de criterios, IU valora con "profundo respeto" por su carrera profesional. El Partido Popular, por el contrario, asegura que durante su etapa al frente del Tribunal de Cuentas (noviembre de 1990, en sustitución de Pascual Sala, a noviembre 1994), se produjo una "descarada defensa" del Gobierno.

En 1992, los populares pidieron junto a IU su dimisión después de que, en marzo de ese mismo año, su voto de calidad al frente del tribunal inclinara el juicio de éste a favor de exculpar al PSOE de las acusaciones de financiación irregular en el caso Filesa. Así mismo, Carretero tuvo que responder a la acusación de haber ocultado el informe de fiscalización de Renfe de 1989, que detallaba irregularidades en la emresa, entonces dirigida por Julián García Valverde. El grupo de Izquierda Unida le acusó de haber ocultado un primer informe, y de sustituirlo por otro, cuyas conclusiones quedaban suavizadas.

Críticas

Adolfo Carretero Pérez (1926, Requena, Valencia) era hijo de un guardia civil leal a la República. Estaba casado y tenía cuatro hijos. Jurista especializado en lo contencioso-administrativo, fue nombrado en julio de 1985 vicepresidente del, Consejo General del Poder Judicial y, en 1987, presidente de la sala quinta del Supremo. Miembro del Tribunal de Cuentas desde marzo de 1989, accedió a la presidencia de este organismo en noviembre de 1990, en sustitución de, Pascual Sala, al ser éste nombrado presidente del Consejo General del Poder Judicial, y fue reelegido para el cargo en diciembre del año siguiente.Carretero estaba considerado como un jurista independiente, si bien su rápido ascenso se relacionó con su proximidad al círculo de Fernando Ledesma, ministro de Justicia entre 1982 y 1988, y al propio Pascual Sala.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de diciembre de 1994

Más información

  • Los partidos, excepto el PP, elogian su labor