Naseiro entregó 363 millones a Fraga y sólo declaró 199 al Tribunal de Cuentas

Rosendo Naseiro, que hoy debe comparecer ante la Comisión de Partidos Políticos del Congreso para informar sobre el caso de presunta financiación ilegal del PP que lleva su nombre, gastó 363 millones de pesetas en apoyar la candidatura deManuel Fraga a la presidencia de la Xunta en diciembre de 1989, pero sólo parte de este dinero, 199 millones, fue declarado al Tribunal de Cuentas, según se deduce de la lectura comparada de los informes de dicho organismo sobre Ias elecciones gallegas y sobre la contabilidad del PP de aquel año.

Más información

El informe del Tribunal de Cuentas sobre la contabilidad del PP en 1989, aprobado el 10 de febrero de este año, descubre la existencia de una partida de 363.353.012 pesetas, bajo la rúbrica "67802-Precampaña Galicia".Esta partida, que se incluye "en las cuentas de funcionamiento ordinario de la tesorería nacional", refleja "tanto las transferencias en efectivo entre aquella [la sede central del PP] y las sedes [del partido] en Galicia, como las operaciones reconocidas y pagadas directamente por la tesorería nacional" para las elecciones gallegas de diciembre de 1989, en las que Fraga se alzó con la presidencia de la Xunta.

El tesorero del PP era entonces Rosendo Naseiro, quien dimitió del cargo tras su detención por el juez Luis Manglano, en abril de 1990.

"El 51% de las remesas de la tesorería nacional [a Galicia]", continúa el informe, "no aparecen reflejadas en la contabilidad específica de esta campaña electoral ni en la cuenta corriente abierta para aquélla", como obliga la ley, "ni, alternativamente, tampoco se contabilizan por las sedes regionales y provinciales en sus operaciones de funcionamiento corriente", lo que hubiera debido hacerse si se tratara de pagos ajenos a la campaña.

"Las anotaciones en la tesorería nacional y la contabilidad específica de la campaña electoral reflejan una diferencia de 185.140.000 pesetas de exceso del importe de aquéllas sobre ésta", constata el tribunal.

Exceso de gasto

Las razones de esta omisión son fácilmente imaginables. En el informe del Tribunal de Cuentas sobre las elecciones gallegas, aprobado el 7 de noviembre de 1990, hace ya cuatro años, el PP declaró gastos por 224.512.276 pesetas, inferiores en sólo 22 millones al máximo legal de la campaña, 247.178.398 pesetas.

Si en vez de declarar "envíos de la sede nacional" por 199.520.000 pesetas, hubiese declarado las 363.353.012 efectivamente enviadas por la tesorería central, los gastos se habrían disparado hasta 388.345.288 pesetas, superando en más del 50% el tope legal e incurriendo en un posible delito electoral.

Cuando el Tribunal de Cuentas se dirigió al PP para que explicase estas "deficiencias" el partido adujo que "obedecen a la existencia de cuentas o centros logísticos que recogían los flujos financieros de la campaña de elecciones al Parlamento de Galicia". No obstante, agrega el informe: "Requerida justificación documental específica sobre esas cuentas o centros logísticos y sobre las operaciones de las sedes regional y provinciales, el partido no ha aportado documentación alguna al respecto".

El Tribunal de Cuentas no detalla las fechas de los pagos, dato clave para determinar la existencia de delito, pues el límite de gasto abarca desde la convocatoria de las elecciones, el 23 de octubre, hasta su celebración, el 17 de diciembre. Sólo se detalla un caso, el ingreso de un talón de 50 millones de pesetas para las elecciones gallegas, que no se contabilizó en las cuentas de campaña, aunque, por la fecha y por el objetivo, debió hacerse. El órgano fiscalizador concluye que "no se justifica la procedencia" de ese dinero.

También el informe sobre las elecciones gallegas señalaba que "en los fondos procedentes de la tesorería nacional no se especifica su procedencia, circunstancia contraria a. lo dispuesto en el artículo 126.3 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General".

La hipétesis de que este dinero procedía de aportaciones de particulares la abonó el propio Rosendo Naseiro en su declaración del 13 de abril de 1990 ante el juez.

Preguntado por sus conversaciones con el concejal del PP en Valencia Salvador Palop, afirmó: "Que cuando habla del patrón de Galicia se refiere a don Manuel Fraga y quiere significar que los dineros que se entregaron al partido debían estar centralizados en Madrid, sin que debieran entregarse en Galicia, significando que se refiere a donativos, aclarando que cuando menciona los 300 millones se refiere a que en Galicia, ya tiene cubiertos los 300 millones de gastos del partido en esa región". Se trata de la misma cantidad que la sede central del PP remitió a Fraga.

Donativos y otros

El PP sólo declaró 20.134.127 pesetas en donativos durante el año 1989 y ninguno para la campaña gallega. Sin embargo, el Tribunal de Cuentas constata que, aunque no cuenta con los justificantes de algunas sedes provinciales y regionales, en la información que aquéllas rinden a la central "figuran donativos por 84.058.383 pesetas y, además, otros ingresos por 45.158.971 pesetas, de los que no se explica su origen". En total, 150 millones sin justificar.

El Tribunal de Cuentas otorga también la categoría de donación a la condonación de una deuda, de 48.044.021 pesetas con la Caja de Ahorros de Plasencia y destaca, que la misma "es muy superior a la cuantía máxima que la ley fija como límite para este tipo de aportaciones", 10 millones de pesetas por persona y año, sin que se acredite "que su autorización se haya adoptado por el órgano competente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0015, 15 de diciembre de 1994.

Lo más visto en...

Top 50