Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda exige 11.000 millones de pesetas a Gillette por transferir beneficios al exterior

El Ministerio de Economía y Hacienda exige a la multinacional Gillette una cantidad próxima a los 11.000 millones de pesetas para poder liquidar Gillette Española,S. A. y dar el cerrojazo definitivo a la factoría que esta compañía tenía en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaira, según informaron fuentes cercanas a la dirección de la compañía. Hacienda considera que sehan vendido productos con un margen inferior al normal y que, por tanto, se ha producido una transferencia de beneficios para pagar menos impuestos en España. La empresa lo niega.

Una investigación, dirigida por la inspectora Paloma López de Sa y realizada a la compañía este verano, concluye que Gillette Española, S. A. vendía los productos a Gillette Comercial -empresa creada por la multinacional exclusivamente para comercializar los productos en España- con un margen de beneficio "inferior al normal".Según la inspectora, el margen en estos productos "suele ser del 11%" y ello ha hecho que el ministerio acuse a Gillette de "transferir beneficios al exterior", solicitándole por este concepto 11.000 millones para poder liquidar la compañía y cerrar las cuentas.

Esta cantidad les fue comunicada a los directivos de la multinacional. La petición de ministerio español causó notable sorpresa entre la cúpula directiva de la compañía, que rápidamente se desplazó desde Boston a Madrid para tratar el asunto con la propia inspectora y otros representantes de Hacienda.

Por este motivo se produjo la pasada semana un encuentro en un hotel de Madrid entre Paloma López de Sa, otros representantes del ministerio y varios miembros de la directiva de Gillette. En esta reunión, los directivos de Gillette defendieron que la acusación de transferir beneficios al exterior es totalmente falsa y que el ministerio "no podía estipular el margen de beneficio que los productos de Gillette Española debían tener al ser vendidos por Gillette Comercial".

Los representantes del ministerio reiteraron su postura, insistiendo en que Gillette Española había vendido a Gillette Comercial sus productos con un margen de beneficio un 6% inferior al normal y que as¡ tratarían de probarlo mediante un muestreo por diversos mercados europeos.

Por tanto, en la primera reunión, según las mismas fuentes, no se llegó a acuerdo alguno y se decidió dejar el asunto aparcado hasta una siguiente negociación y en espera de que la inspectora de Hacienda realice el muestreo. Este nuevo contacto se producirá, probablemente, la próxima semana.

El conflicto de Gillette, una empresa que arrojaba beneficios, estalló la pasada prirnavera cuando la dirección comunicó a los trabajadores el cierre de su planta sevillana. En agosto pasado, tras fuertes movil¡zaciones, la empresa y los trabajadores firmaron un acuerdo que permitía la marcha de la sociedad a cambio de 3.800 millones de pesetas en indemnizaciones. La rescisión de contratos afectó a 245 trabajadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de diciembre de 1994

Más información

  • La inspección cree que se han infravalorado ventas para pagar menos impuestos