Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Estudios de medicina

Soy una estudiante de medicina, la única carrera del planeta que no te capacita para ejercer como el profesional que supuestamente forman.He decidido comenzar un calendario de movilizaciones para expresar mi indignación por semejante atentado contra nuestros derechos. Solamente pido esa posibilidad de ejercer, para que seis años de estudios universitarios no vayan directamente a la papelera de su incompetencia, al pozo sin fondo de su olvido, su desidia y sus mentiras.- Paloma Ruiz Rodríguez y 19 firmas más.

Quizá no sea

un colectivo muy grande, pero su futuro afecta a todos los españoles. Me refiero a los estudiantes de medicina, quienes se ven abocados a una situación que será irreversible el próximoaño. ¡Dentro de un mes! Estos jóvenes, que soportan la mayor cantidad de horas lectivas por año y la carrera más larga de las que se imparten en la actualidad, están viendo con estupor que sus sacrificios, después de seis años de carrera, no les permiten ejercer, pues, si entra en vigor la nueva normativa, tendrán que acceder todos (antes sólo los aspirantes a una especialización, no los médicos generalistas) a las pruebas para MIR (médico interno y residente), que este año ofrecían l.250 plazas para un colectivo de 15.000 estudiantes aproximadamente, con lo cual cuatro estudiantes de cada cinco habrán perdido seis años de su vida.En su periódico, el día 30 de noviembre, aparece una reseña de 12 líneas en la que se dice que hay una "protesta de un grupo de estudiantes de medicina de la Universidad de Alcalá" ¡Por favor! ¿No se han enterado que son todos los estudiantes de medicina de España los que protestan? ¿No saben que llevan 15 días en huelga permanente (día y noche) ante el Ministerio de Sanidad?

Tengo dos hijas estudiando esta carrera. ¿Saben el sacrificio que representa para las familias costear una carrera de estas características para sus hijos? ¿Saben lo que supone alargar indefinidamente una carrera ya de por sí larga? ¿Se busca acaso, de nuevo, una universidad de élite a la que sólo tengan acceso las familias con recursos ilimitados, independientemente de la aptitud de sus hijos? ¡Lo van a conseguir!- Esperanza Alonso Cortés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de diciembre de 1994

Más información