Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TORMENTA POLÍTICA

El PSOE reconoce que el 'caso Palomino' y o bloquea la iniciativa política de González

Los socialistas reconocen que las informaciones periodísticas sobre el caso Palomino han conseguido el efecto perseguido de bloquear la iniciativa política del Gobierno. Este parón es reconocido en privado por miembros del Ejecutivo y dirigentes del partido. Uno de los más expresivos en sus quejas fue Joaquín Almunia, presidente del Grupo Parlamentario Socialista: "El Gobierno, el grupo parlamentario y el partido tienen que dedicarse ahora a tratar de demostrar la inocencia, con los problemas que tiene este país, cuando la información no aguanta el contraste con los datos reales". El Ejecutivo reiteró ayer, mediante un segundo comunicado oficial, que se asiste a un conjunto importante de falsedades, que sólo tienen como objetivo implicar al Gobierno, y especialmente a su presidente, en supuestos favoritismos".

El ministro de la Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba, dará explicaciones la próxima semana en la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso sobre la construcción del búnker del palacio de la MoncloaLa Secretaría General del Portavoz del Gobierno difundió ayer un segundo comunicado (ver página siguiente) con el que intenta demostrar la nueva falta de rigor de las informaciones publicadas por El Mundo en relación con concesiones de Renfe y la Dirección General de Tráfico. En la nota se remite a las empresas adjudicatarias y se insiste en que las administraciones públicas no tuvieron intervención, con lo que se niega cualquier trato de favor a la empresa CAE, de la que Francisco Palomino, cuñado de Felipe González, era directivo.

La línea argumental del Gobierno es que las Administraciones nunca trataron con CAE, sino con grandes empresas, como Dragados, y que, en lo que parece práctica habitual, éstas tenían entre sus muchas subcontratas a CAE para determinado-s trabajos.

El hecho es que los socialistas reconocen que el daño ya se ha extendido para ellos mismos y para su imagen en la sociedad. Para el presidente del grupo parlamentario, Joaquín Almunia, 11 resulta una enorme injusticia el coste político que tenemos que pagar, y, en concreto, el presidente del Gobierno. Hemos asumido los costes por los casos Roldán y Rubio, pero no es justo que ahora se quiera añadir el caso Palomino.

Como casi todos los dirigentes del PSOE, Almunia evita citar expresamente el medio de comunicación y arremete contra el PP por su actuación en este caso. "El PP, antes de pararse a contrastar la información o a escuchar al Gobierno, se lanza a pedir cabezas; eso es lo más opuesto posible a la li-bertad de expresión", se quejó.

Al mismo tiempo que Almunia hacía estas declaraciones, el presidente del PP, José María Aznar, en una alusión irónica al caso Palomino, declaraba en Barcelona que González y su Ejecutivo sólo se sostienen merced a su "bunkerización" y al respaldo que le brinda Convergéncia i Unió (CiU).

Por su parte, el diputado popular Luis Rarnallo pidió la dimisión de Felipe González recordando la de Alfonso Guerra.

1 Aun así, -tanto en el Gobierno como enel Grupo Socialista se detectaba. ayer cierta satisfacción al considerar que sus réplicas soncontundentes. A su juicio, ya. ha quedado suficien temente demostrado que Palomino no tuvo trato de favor en la compra de una parcela en el polígono industrial de Dos Hermanas (Sevilla) y que cumplió con el compromiso de construir en ella una nave.

Pero además, añaden, en la nota de ayer también se prueba que las contrataciones en el complejo de La Moncloa a las que se refiere El Mundo se acordaron en 1988, "mucho antes, por tanto, de la absorción de la empresa Talleres Palomino por CAE, y de ésta por Dragados". En la misma líneaargumental, los socialistas precisan que el Gobierno encargó la construcción de un búriker en La Moncloa a la empresa INITEC, a mediados del año {18, mientras que Palomino vendió a CAE su empresa, Talleres Palomino, un años después. INITEC, que ha precisado que lleva más de 20 años trabajando con CAE, le encargó el proyecto a ésta en diciembre: del 89.

Estos hechos sitúan al Ejecutivo en la línea contraria de la estrategia que se fijó en sep tiembre, que era sacar a la luz proyectos políticos de interés para distintos colectivos. Durante cinco semanas, el Gobierno consiguió llevar la iniciativa política", pero de nuevo se ha producido un parón.

De hecho, en la esperada intervención de González, mafiána, en Antena 3 Televisión, el presidente no podrá evitar una referencia al caso Palomino. Fuentes de Moncloa precisan, no obstante, que la alusión será breve y que González hablará más de España y de cómo sacarla adelante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de noviembre de 1994

Más información

  • Aznar dice que el Ejecutivo sólo se sostiene merced a su "bunkerización"