El Banco de España ha solicitado al Gobierno que no suba el IVA

La dura crítica del gobernador del Banco de España, Luis Ángel Rojo, a la subida del IVA en un punto ha originado un fuerte debate en el seno del Gobierno y en el Parlamento. Las críticas, vertidas en el Congreso de los Diputados elpasado martes, ya habían sido transmitidas al Ministerio de Economía, donde Rojo ha solicitado verbalmente que rectifique esa medida y que se busque cómo se pueden ahorrar 200.000 millones para mantener la reducción de las cotizaciones sociales.

La intervención del gobernador del Banco de España, Luis Ángel Rojo, en el Congreso de los Diputados mostrando su discrepancia sobre la decisión del Gobierno del subir el IVA un punto a cambio de bajar un punto las cotizaciones sociales destapó la caja de los truenos. Las palabras de Rojo no fueron el principio de una discusión. Antes, el banco emisor y Economía se habían reunido y Rojo dejó oír la voz crítica sobre la medida por los efectos inflacionistas "en un momento en el que el consumo empieza a crecer y por tanto se puede trasladar a precios", según el banco emisor.La posición del Banco de España subirá de tono cuando a mediados del próximo mes: la entidad haga públicos los objetivos monetarios para 1995. En ese momento, deberá "Ilamar la atención sobre los problemas que amenazan la consecución del objetivo de inflación para 1995 (el 3,5%) porque de otra forma se nos culpará a nosotros de no alcanzarlo", dicen las fuentes del Banco de España consultadas.

En Economía no se quiere comentar esta discrepancia. Entre otras cosas, porque aceptar una posible marcha atrás supondría no sólo reconocer un error, sino también tener que reconducir todas las negociaciones mantenidas con Convergència i Unió. "El IVA español está por debajo de la media comunitaria", se señala en Economía, "y conviene caminar hacia la armonización". "Subir el IVA siempre será inoportuno porque provoca problemas de inflación y por otras causas", añaden.

Pero, según el Banco de España, "no subir el IVA no debe suponer no bajar las cotizaciones sociales. Es necesario encontrar cómo recortar en otros gastos los 200.000 millones de pesetas que supone bajar la cotizaciones un punto".

La medida de no subir el IVA es difícil, se reconoce en el Banco de España, "máxime cuando hace unas semanas se ha producido un recorte lineal a todos los ministerios de 160.000 millones para cuadrar la cifra de déficit del 5,9% para el próximo año". Pero, al tiempo, es muy necesaria "ya que las presiones alcistas de los precios a partir de enero pueden ser muy fuertes, como reconoce el propio ministerio".

Economía acepta el problema de inflación que supone la subida del IVA en un momento de recuperación de la demanda interna. Pero, como recordaba el secretario de Estado de Hacienda, Enrique Martínez Robles, "la rebaja de las cotizaciones sociales debería traducirse en una baja igual de los precios de los productos y no en un aumento de los márgenes empresariales".

Cambiar cotizaciones sociales por IVA no ha sido una idea defendida esencialmente por el Gobierno o el PSOE. Fue CiU, en un intento de rebajar al máximo las cotizaciones sociales, el que forzó que el cambio de ingresos se hiciera por ese impuesto. Economía se inclinaba por subir los impuestos especiales que gravan los combustibles y bajar las cotizaciones algo menos. Al final, se asumió el compromiso con CiU.Lucha contra el fraudeEn el PSOE se prefería esperar a que acabe sus trabajos la ponencia del Congreso sobre el modelo de financiación de la Seguridad Social antes de tomar una decisión. Un diputado socialista, que sigue manteniendo contactos con el ex ministro Carlos Solchaga, señalaba el martes que "habría preferido que la baja de cotizaciones se hubiera compensado con una menor reducción de la tarifa del impuesto sobre la renta para que no repercutiera sobre el consumo".

La posición del Banco de España está más cerca del Partido Popular que del Gobierno. El PP criticó la decisión de subir el IVA. En opinión de los expertos de este partido es necesario bajar las cotizaciones sociales para reducir los costes laborales y apoyar la creación de empleo mediante su abaratamiento, pero "ello no implica subir el lVA", señalan. Cristóbal Montoro, diputado popular, ha admitido que su grupo "va a presentar una enmienda en este sentido y que la baja de un punto de las cotizaciones sociales puede compensarse con los mayores ingresos al haber más cotizantes, dada la mayor actividad y el mayor empleo, y por la mejora en la lucha contra el fraude en la incapacidad laboral transitoria, que el Gobierno ha cifrado ya en 70.000 millones de pesetas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 20 de octubre de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50