Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camarón baja de los cielos cantando por bulerías

Sale a la venta un disco póstumo con once nuevas canciones del genio del flamenco

En el Casino Gran Círculo de Madrid, esencia de elegancia antigua y señorial, se presentó anoche un disco inédito de Camarón de la Isla. Todo el mundo tenía cara de acontecimiento, porque sabía que un nuevo disco de José Monje, que está en los cielos, es algo muy importante para la música popular española y para el flamenco. El álbum Camarón nuestro está formado por 11 canciones «a mitad de ellas bulerías) interpretadas en directo por el genial cantaor en 1978 y 1979, en un momento particularmente gozoso de su vida y de su carrera.

La técnica digital se ha encargado de que el trabajo suene a fresco. El disco salió ayer y ya se han vendido 90.000 copias. Puede ser el gran superventas de toda esta temporada.El Casino estaba abarrotado. Abundaban ejecutivos discográficos vestidos de tales. Mucha corbata, mucho traje oscuro, mucha burocracia, mucha trastienda. Pero estaba también Dolores Montoya, La Chispa, viuda del cantaor; dos de sus cuatro hijos, Gema y Luis; su suegro, Diego Montoya; Tomatito; Ricardo Pachón, el productor del artista en los últimos años; Lola Flores con El Pescaílla y todos sus hijos; Alejandro Sanz; María José Santiago; la novísima Pastora Soler; Francisco Herrera, director de la Cadena Dial; el hagiógrafo de Camarón y periodista, Francisco Peregil; Jesús Quintero, El loco de colina, que presentó el acto; José Candado Calleja, que asistió al artista en sus últimos momentos.

Uno de los elegidos

Había también un niño de 12 años muy gitano, Farruquito, bailaor que interviene en el emocionante vídeo donde Camarón canta en el Rocío. Las imágenes del niño bailaor se superponen a otras del cantaor rodeado de gitanos, de duende y de alegrías. Augusto Delkáder, director general de Unión Radio, entregó a la viuda de Camarón el disco de oro ya conseguido por esta grabación.Jesús Quintero, El loco de la colina (que será muy pronto el Lobo Estepario en una cadena de radio) leyó unas cuartillas medidas y sabias: "Camarón pertenece -como Velázquez, Lorca, Picasso, Juan Ramón y Cernuda- a la raza de los elegidos para la gloria, a cambio de quemarse en el infierno de la angustia, el miedo y los falsos paraísos. Camarón era un genio". "Su voz no era de este tiempo, aunque nadie como élmsupo cantar a esta era".

Farruquito, escoltado por su abuelo, el gran bailaor Farruco, manifestaba esto un poco asustado ante tanta gente importante: "Yo conocí a Camarón en la oficina de Pulpón, que en gloria esté. Camarón me gustaba demasiado cantando; y además era entrante y te hacías amigo de él enseguida".

Escucharlo poco a poco

Se esperaba la presencia de dos Romero: Curro, el torero, y Carmen, la esposa del presidente del Gobierno. Pero no llegaron. Tampoco apareció Paco de Lucía, otro gran ausente. Respecto al disco, los críticos tienen la palabra, pero pueden servir de guiño estas manifestaciones de Jesús Quintero: "Si Ricardo Pachón ha dado el visto bueno a esta obra, es que el disco había que sacarlo necesariamente".Dolores Montoya, viuda de Camarón (vestida de luto riguroso, con zarzillos de oro y con mucha dignidad) hasta el momento no ha oído este nuevo disco de su esposo, pero dijo: "Quiero escucharlo poco a poco".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de septiembre de 1994