Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

González anuncia el envio urgente de una ley para controlar los fondos reservados

El presidente del Gobierno, Felipe González, optó ayer por refugiarse en la Ley de Secretos Oficiales para no responder con claridad al diputado popular Federico Trillo, que le interpeló en el Congreso sobre posibles sobresueldos en el Ministerio del Interior a costa de los fondos reservados. La segunda comparecencia semanal de González para responder preguntas en la Cámara baja transcurrió entre la ingeniosidad y la amenaza política. El jefe del Gobierno anunció el próximo envío de un proyecto de ley que posibilite "un control parlamentario" de los fondos reservados manteniendo "el secreto y la reserva".

Trillo, notoriamente descontento, le replicó advirtiéndole que "no podrá quedarse ni un día en el cargo" si llega a probarse un solo caso de corrupción en el departamento de Interior. "O aplica la debida diligencia para averiguar hasta la última peseta de uso ilegítimo de fondos reservados o, si se llega a probar un solo caso y usted no ha puesto esa diligencia, no podrá quedarse ni un día en el cargo de presidente del Gobierno", le espetó el portavoz del PP. Página 17

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de septiembre de 1994

Más información

  • El presidente se acoge al secreto oficial para no responder al PP