Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Argelia excarcela a los dos máximos dirigentes del FIS

El Gobierno argelino anunció ayer la salida de la prisión militar de Blida del presidente y vicepresidente del disuelto Frente Islámico de Salvación (FIS), Abassi Madani y Alí Belhay, respectivamente, y su pase a la situación de residencia vigilada. Otros tres dirigentes integristas fueron puestos en libertad. Madani y Belhay, detenidos en junio de 1991, cumplían una condena de 12 años impuesta en 1992. El comunicado oficial difundido ayer en el telediario de la noche indica que con esta medida las autoridades quieren "explorar toda posibilidad de lograr el fin de la violencia y del baño de sangre, y conseguir el restablecimiento de la. seguridad y la consolidación de la estabilidad dentro del respeto de la legalidad". La salida de la cárcel de los líderes integristas tiene como objetivo "lograr su participación para concretar estos objetivos".

La liberación de los dirigentes del FIS se produjo después de un intercambio de cartas entre el presidente Liamin Zerual y Madani sobre las condiciones de una participación del Frente Islámico en el diálogo en curso entre el Gobierno y la oposición.

El comunicado oficial precisa que la carta de Madani, con fecha del 23 de agosto, ha demostrado la voluntad de los dirigentes del partido disuelto "de comprometerse a poner fin al baño de sangre y a contribuir por medios pacíficos a la consecución de una solución: definitiva a la crisis".

El FIS puso como condición para continuar las negociaciones la puesta, en libertad de sus líderes. A cambio se comprometió a respetar la Constitución, la alternancia en el poder, la actual República y las diferencias culturales y religiosas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de septiembre de 1994