Liberan seis aves rapaces en protesta por la destrucción de la naturaleza

Seis rapaces madrileñas volvieron ayer a batir en libertad sus alas sobre el cielo de la Comunidad, tras meses de cuidados intensivos a cargo del Grupo para la Recuperación de la Fauna Autóctona (Grefa). Las aves rehabilitadas -un águila calzada, un autillo, un águila ratonera, un aguilucho cenizo, un mochuelo y un cernícalo común- celebraron así su alta médica. Para sus benefactores ecologistas el acto también sirvió como simbólica protesta por la destrucción de los espacios naturales de la región.La contaminación de los ríos, los tendidos eléctricos, la caza y, sobre todo, la reducción de los ecosistemas naturales por culpa del crecimiento urbano constituyen, a juicio de Grefa, una creciente amenaza para las especies más emblemáticas de la fauna madrileña. Prueba de ello es que en ocho meses ya se han acogido más animales (334) que en todo 1993, año en que ingresaron 314 en el centro de acogida de Majadahonda (teléfono 638 75 50).

Por otra parte, el Grupo Popular en la Asamblea puso ayer a esta asociación fundada en 1981 como ejemplo de eficacia en la recuperación de animales heridos. El diputado Luis del Olmo comparó el millón de pesetas de subvención que disfruta, con los 14 anuales que alimentan al Centro de Recuperación de Buitrago de la Comunidad.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción