Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UNITA acusa al Gobierno angoleño de la matanza de 700 civiles en Cabinda

Una organización próxima al movimiento rebelde UNITA (Unión para la Independencia Total de Angola) aseguró ayer en la capital portuguesa que las fuerzas gubernamentales angoleñas habían matado a más de 700 civiles el pasado fin de semana en el transcurso de un ataque contra un pueblo del enclave de Cabinda, una zona rica en petróleo y separada del resto de Angola por territorio zaireño.La Comisión luso-angoleña para la Liberación de los Presos Políticos en Luanda, una organización con sede en Lisboa que informa con regularidad sobre las acusaciones de violaciones de derechos humanos atribuidas al Gobierno angoleño, y de la que forman parte responsables de UNITA, dijo que la matanza se llevó a cabo cuando las tropas gubernamentales asaltaron el pueblo de Katabuanga, que se encuentra en la zona noreste del enclave.

"Aunque sólo había civiles en el pueblo, los soldados empezaron a bombardear todo el perímetro de la zona habitada con piezas de artillería, antes de avanzar bajo la cobertura de disparos de armas ligeras", según la organización. "Después, las fuerzas militares empezaron a cazar a los supervivientes uno por uno y a golpearlos hasta la muerte con sus armas", añade.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de agosto de 1994