Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay crearán un mercado común en 1995

Los presidentes de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay firmaron ayer en Buenos Aires el acta constitutiva del Mercado Común del Sur (Mercosur), un área libre de aranceles -con algunas excepciones- que unirá, a partir del 1 de enero de 1995, a 200 millones de consumidores. Hubo momentos en los que las negociaciones parecieron naufragar, al registrarse serias discrepancias e incluso choques entre los intereses de los países grandes y los pequeños, pero finalmente se eliminaron restricciones comerciales no arancelarias y fueron salvados los puntos fundamentales de la agenda de trabajo.El acuerdo, orientado a lograr en una unidad económica similar a la europea y una moneda única, cubre una superficie total de 12 millones de kilómetros cuadrados. Produce bienes y servicios por 750.000 millones de dólares (97,5 billones de pesetas), casi la mitad del producto interior bruto (PIB) de América Latina. Su ingreso per capita es de 3.750 dólares, la actividad industrial genera el 40% del PIB regional, los servicios el 49% y el sector agropecuario el 11%. El comercio entre los países miembros superó los 9.000 millones de dólares durante 1993, cuantía que era de 4.100 millones hace tres años.

Vocación hemisférica

El presidente argentino, Carlos Menem, que calificó el acuerdo de "histórico", se reunió ayer con los presidentes de los países miembros -además del gobernante chileno y el vicepresidente boliviano- y subrayó que el Mercosur no aplicará políticas proteccionistas y tiene vocación hemisférica. "No estamos sumando nuestras posibilidades individuales, las estamos multiplicando".En octubre tendrá lugar una conferencia que decidirá los órganos de decisión del Mercosur. Una comisión de Comercio vigilará el cumplimiento de lo acordado y continuarán las conversaciones con Chile y Bolivia, que quieren sumarse al bloque.

Además, fue redactada una lista de 300 productos excluidos del arancel externo común, que establece tarifas de entre el 0 y el 20% para los bienes que ingresen en la zona del Mercosur.

Respetando el diferente grado de desarrollo de los cuatro socios, y a fin de proteger la fortaleza de los sectores considerados estratégicos por los respectivos países, se aceptaron exclusiones en la lista general. Los comerciantes de productos registrados en el capítulo de excepciones deberán demostrar que contienen al menos un 60% de elementos de origen local. Paraguay tendrá un 50% hasta el año 2001, fecha de la equiparación.

Técnicos de la Unión Europea, que promueve la consolidación de esta plataforma del Cono Sur para poder tratar con un bloque y no país por país, se mostraron dispuestos a colaborar en la solución de los problemas de integración que puedan surgir en el futuro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de agosto de 1994