Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dólar, la deuda y las bolsas se mantienen en espera de la reunión del G-7

El dólar se mantuvo ayer por encima del la barrera de los 100 yenes y los 1,58 marcos, hasta última hora en Nueva York, donde volvió a perder la cota sicológica de los 100 yenes (al cotizar a 99,95), y a 1,578 marcos. Los precios de la deuda europea subieron por encima del cierre del viernes pasado y las bolsas se recuperaron -a excepción de Wall Street- con avances desde el 0,31% de Londres y el 1,4% de Madrid. La especulación está a la espera de la inminente reunión de la Reserva Federal, banco central estadounidense, los días 6 y 7, en la que se podrían decidir nuevas subidas de los tipos de interés "que servirían para calmar los temores inflacionistas de los mercados", opina un analista, y la cumbre del Grupo de los Siete (Estados Unidos, Alemania, Japón, Italia, Francia, Reino Unido y Canadá), en Nápoles los próximos, 8 al 10 de julio, en la que se intentará acordar vías para frenar las oscilaciones de los tipos de cambio.El secretario del Tesoro estadounidense, Lloyd Bentsen, volvió a llamar la pasada medianoche. (hora española) a la calma y dijo que EE UU quiere "un dólar fuerte". "Creemos que un dólar fuerte es lo mejor para nuestra economía y para la economía mundial", dijo.

La proximidad de ambos acontecimientos está impidiendo la toma de posiciones. Los analistas creen que el dólar se mantendrá estable en estos niveles por miedo a que los bancos centrales, tras la masiva intervención del viernes (en la que gastaron unos 3.000 millones de dólares), vuelvan a comprar dólares antes de la reunión del G-7.

El dólar se ha desligado de los descensos de los mercados de deuda, que mejoraron ayer. Esta mejora moderó al 10,40% la rentabilidad del bono español a 10 años, frente al 11% de la semana pasada. El diferencial con el bono equivalente alemán, que mide la prima de riesgo que exigen los inversores a España, se redujo a 3,40 puntos, frente a los casi 3,70 de hace una semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de junio de 1994