Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Falsa imagen

Somos alumnos alemanes de una universidad popular que aprenden por las tardes la lengua española. Acabamos de leer su artículo Tan alemanes, de la edición 61ª, del 28 de junio de 1992. Después de leer este artículo quedábamos asustados, quebrantados y furiosos sobre todos los muchísimos prejuicios en la descripción respecto a los alemanes. Ustedes han mencionado ciertamente unos hechos reales para Alemania, por ejemplo, que están aumentando los nazis, que hay conflictos entre los alemanes orientales y occidentales, que la situación económica y social se resiente debido a la unificación, etcétera, pero su elección de una familia típicamente alemana no fue muy afortunada. Parece una familia bastante conservativa, y ninguno de nosotros se puede identificar con las ideas de ella en el artículo. Para dar unos ejemplos: no pensamos que la mujer alemana esté volviendo al hogar (por lo contrario), no es verdad que sólo trabajemos y no podamos divertimos, no tenemos horario de cervecería, no acusamos ni a los turcos ni a otros paisanos para la xenofobia (creciendo) y no escogeríamos un Mercedes antes de otra marca de coches extranjera. Además, somos bien abiertos con nuestros amigos.Nosotros, en clase, pensamos poco de tales generalizaciones de una nación y encontramos la idea espantosa de que sus lectores han recibido una imagen tan falsificada de los alemanes.

Si quieren conocer a personas tan alemanas, ¡invítennos!- y ocho firmas más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de junio de 1994