Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:POP

Fronteras abiertas

Los neoyorquinos Beastie Boys pertenecen a una y muy definida nueva generación del rap mucho más ecléctica, capaz de retomar la historia del rock y reconvertirla a los sonidos más punteros. Los Beastie Boys se atreven con instrumentos como el violín y sonidos pregrabados que son reconocibles y pertenecen a la memoria del rock. Sus fronteras están abiertas y la agresividad de su nombre es sólo una ambigua carta de presentación.El trío y sus músicos aparecieron pidiendo calma a un público dispuesto a invadir el escenario cuando aún no habían pasado ni 30 segundos del concierto en el que iban a presentar su último trabajo Ill comunication. Y es que el efecto de su música es capaz de revolucionar a los más proclives.

Beastie Boys

Money Mark (teclados y voz), Eric Bobo (percusión), Yauch (voz y bajo) Adrock (guitarra y voz), Mike D. (batería). The Revolver Club. Precio: 2.300 pesetas. 500 personas. Madrid, 25 de junio.

La variedad de su música alcanzó unos minutos soberbios y otros eternos y agotadores. Los Beastie Boys, siempre en movimiento, jugaron con armonías vocales sin alejarse un ápice de una pose algo mesiánica y agresiva. Estos jovencísimos neoyorquinos revelan claves definitorias de la nueva cultura musical.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de junio de 1994