Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acusaciones de racismo contra 'Time' por retocar una foto de portada

Una nueva polémica sobre racismo está servida. La misma foto, elegida por dos revistas que compiten a muerte en los quioscos -Time y Newsweek- para su portada del número de esta semana, está provocando una tormenta de acusaciones de manipulación racista sobre Time. La foto es de O. J. Simpson, el popular deportista negro acusado de asesinar a su ex mujer.El retrato es el mismo, porque es la foto oficial de la policía de Los Ángeles, la foto de la ficha del detenido. Pero las portadas son diferentes: la de Newsweek reproduce la foto policial; la de Time está retocada con ordenador y O. J. Simpson aparece más oscuro de lo que es, con barba cerrada y perfil difuso, sólo con los pómulos y la frente iluminados, "como si fuera un animal", según Benjamin Chavis, director de la más importante asociación de defensa de los derechos de los negros, la NAACP.

La diferencia entre las dos portadas es evidente, a pesar de que es más escandaloso el titular de Newsweek, 'Sendero de sangre', que el integrador 'Una tragedia americana' de Time. Y la lluvia de protestas no cesa. "Los cambios le hacen más siniestro, más macabro", según Dorothy Gillian, que dirige la Asociación Nacional de Periodistas Negros.

"Una ilustración"

La revista se ha apresurado a defenderse: no es una foto, dice Nancy Kearney, portavoz de Time, sino una fotocomposición, una ilustración a partir de una fotografía: "Es claramente una ilustración, y cualquier intento de catalogarlo como racista es irresponsable e insulta al artista que lo ha hecho". Time, efectivamente, firma la portada como "Fotoilustración para Time por Matt Mahurin" un diseñador que ya ha hecho una decena de portadas para la revista, mientras que Newsweek dice: "Foto de la policía de Los Ángeles".

Kearney justifica la decisión de Time de ilustrar la foto diciendo que la noticia, que tiene sobrecogidos a los norteamericanos, requería una portada a tono con los elementos sombríos y trágicos que contiene, y que no querían utilizar la misma foto que todos los medios iban a emplear, porque había sólo esa versión gráfica del momento en el que se fichó a O. J. Simpson. "No fue un intento de confundir a los lectores, porque se identificaba claramente como una ilustración", insistió. "La portada de Newsweek es una foto; la nuestra es una ilustración".

Maynard Parker, director de Newsweek, ha dicho: "Nosotros no retocamos fotografías, somos una revista y lo que queremos es reproducir la realidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de junio de 1994