Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

20 alumnos de la Escuela Madrileña de Cerámica optan a un título en la Complutense

La medida margina a los que no tienen COU

Tras largos meses de negociaciones, los primeros 20 alumnos de la Escuela Madrileña de Cerámica de la Moncloa, del Ayuntamiento, acuden a un curso de 150 horas que les permitirá obtener un título propio de la Universidad Complutense. La Escuela, que existe desde 1911, sólo entregaba un certificado al final del ciclo de cinco años de estudios. "La segregación histórica de la escuela del ambiente universitario la ha empobrecido. La Complutense ha tenido la sensibilidad suficiente para reparar esta carencia", señala Margarita Becerril, directora de la Escuela.La Escuela de Cerámica no sólo es poco conocida (hay 150 alumnos, pero podría acoger al doble); su acceso es también dificultoso. Muchos de los 150 alumnos que acuden a diario a sus aulas se ven obligados a cruzar la línea del tren en un tramo sin señalización alguna.

"Este convenio universitario es importante para la difusión de la cerámica en Madrid, una ciudad que no tiene ninguna tradición ceramista pese a contar con una Escuela casi centenaria", comenta Becerril, que fue alumna de este centro de enseñanza hace 25 años. "Se arrastran todavía muchos prejuicios contra los oficios manuales. Trabajar con barro está considerado por muchos como un oficio vil. A los ceramistas se les relega a un puesto en la calle", añade la directora.

No todos pueden

Sin embargo, no todos los alumnos podrán beneficiarse con esta medida. Los requisitos para acceder a la nueva titulación exigen el certificado de COU a los alumnos que se presenten, además del pago de unas tasas de 75.000 pesetas por las ocho semanas de estudios. "La Universidad no reconoce a la Escuela, sino sólo a algunos de sus alumnos, porque no han contado con quienes no hemos hecho COU", reclama Marta Celma, una alumna de 26 años de quinto curso. "Cuando ingresé sólo me pedían BUP y ahora cambian las reglas del juego. En ese momento yo sabía que no tendría un título al final de mis estudios, pero ahora que existe la posibilidad de obtenerlo, me la niegan", puntualiza.

Su caso es similar al de su compañera Marta Armada. "Como somos muy pocos los alumnos que no tenemos COU nos han sacrificado. La Escuela preguntó uno por uno a los alumnos si lo habían hecho o no antes de dar a conocer el convenio", señala.

Margarita Becerril no ve incoherencia en la situación. "Los alumnos pueden acabar COU durante los cinco años que dura la enseñanza en la Escuela. Y si hay algunos que se han quedado fuera del convenio, no es tarea de la Escuela resolverlo, porque COU es un requisito universitario", explica. Sin embargo, Becerril advierte que hay cosas que tendrán que cambiar con el paso del tiempo. "Lo coherente sería que COU comenzara a ser requisito para ingresar en nuestra Escuela y que esas 150 horas se embebieran a lo largo de los cinco años que el alumno asiste a clases", reconoce.

El primer curso de titulación acaba el 15 de julio y todavía no se sabe si se impartirá de forma anual, cada dos años o cuando haya alumnos suficientes para llenar la matrícula. Las asignaturas son teóricas e incluyen química, historia y bellas artes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de junio de 1994