Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 12-J

Los nacionalistas catalanes apremian al Gobierno a que dé el giro autonómico

Los nacionalistas de CiU quieren sacar antes de las elecciones europeas nuevas compensaciones al apoyo que dan al Gobierno. El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, y el presidente del comité de gobierno de Unió Democrática (UDC), Josep Antoni Duran Lleida, acordaron el pasado viernes durante una larga reunión elevar el techo de sus reivindicaciones autonómicas y situar esta cuestión al nivel de un ultimátum al Gobierno de Felipe González. "Para que continúe teniendo sentido nuestro apoyo al Gobierno, necesitamos cosas y que éstas se concreten con urgencia", indicó ayer Duran. "Los plazos son cortos; quizás tan sólo de horas", agregó.Jordi Pujol restó, entrada la noche, dramatismo a la urgencia planteada por Duran Lleida y aseguró que "casi nada depende de horas y en este tema es evidente" aunque resaltó la prioridad de que el Gobierno dé el giro autonómico.

Las declaraciones de Duran Lleida tienen como objetivo forzar al Gobierno a comprometer se "claramente" a efectuar algún traspaso importante a la Generalitat antes del próximo 12 de junio. Para ello, no sirve cualquier cosa: los nacionalistas quieren aprovechar la coyuntura política para asumir una competencia de gran calado como pudiera ser el mando sobre la Guardia Civil o la solución del déficit de la Sanidad catalana, que alcanza los 190.000 millones. últimamente se han producido declaraciones desde CiU y desde medios gubernamentales favorables a que el mando de las Fuerzas de Seguridad en Cataluña dependa de la Generalitat.

Pujol y Duran temen que, tras las elecciones europeas y las andaluzas, se abra un periodo. de inestabilidad política. Ello requeriría de un nuevo compromiso por parte de los nacionalistas, ya que si el presidente del Gobierno se somete a una moción de confianza en el Congreso, a CiU le quedan dos alternativas: continuar con el apoyo al PSOE o respaldar la anticipación de las elecciones.

Colaboradores del presidente de la Generalitat indicaron ayer que el líder nacionalista "tiene dudas" acerca de que la asunción de competencias en materia de seguridad esté tan madura como se le transmite desde el Departamento de Gobernación y ha recordado en recientes conversaciones que, en otra! ocasiones, cuestiones que se consideraban mucho más cerradas que ésta, como el traspaso de un tramo del IRPF, se demoraron mucho más tiempo. Por eso su consigna ha sido clara: "Apretar."

Los democristianos recriminan al PSOE el lenguaje que utiliza en la campaña electoral. Duran dijo que este partido "está rompiendo las formas y está a un paso de romper también el fondo de la democracia". Acusó a los socialistas de intentar dividir la sociedad "en buenos y malos, demócratas y fascistas". "Cuando ve que peligra el poder que han ostentado durante 12 años, el PSOE no se comporta como un partido democrático y utiliza el fantasma de la división", sentenció.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de mayo de 1994