Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jordi Pujol advierte al PSOE que su paciencia no es infinita

El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, abrió ayer la campaña electoral reclamando a los socialistas un giro autonómico. "Mi paciencia no se puede llevar al infinito", indicó para rebatir la tesis gubernamental de que se producen avances en materia autonómica. "No queremos perder la calma pero que sepan [los socialistas] que no nos damos por satisfechos", agregó.Cuando se esperaba que el líder de CiU concentrara sus ataques en el PP, Pujol enfocó su artillería hacia el campo amigo y recordó que la alternancia política es uno de los valores de la democracia, sin olvidar referencias a "la prepotencia socialista" durante la década de la mayoría absoluta.

Utilizando un símil, Pujol dijo que los nacionalistas catalanes no eran los indios del lejano oeste que podían ser engañados fácilmente cuando llegaban los blancos cambiándoles enseres sin valor: "Que no crean que nos van a comprar con espejitos o abalorios".

El líder de CiU puntualizó que hasta ahora ha aceptado algunas cosas convencido de que eran avances "muy insuficientes", como el de la reforma del reglamento del Senado, que permitirá hablar catalán un día al año en la Cámara alta. El mensaje de Pujol fue claro: "El PSOE tiene que tomarse la cuestión autonómica en serio, sino tendrá un disgusto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de mayo de 1994