Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SONDEOS DEL C.I.S.

González sólo perdió dos décimas en intención de voto en la 'semana negra'

La corrupción pasará factura a Felipe González en las urnas, pero al PP de momento le rinden poco las ganancias. La semana negra del presidente del Gobierno, iniciada con la fuga de Roldán y rematada con la renuncia de Garzón, ha contribuido a ahuyentar a los votantes socialistas en sólo dos décimas más. Según un sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), realizado con 1.200 entrevistas entre el 7 y el 9 de mayo, de celebrarse ahora elecciones generales, el partido de Aznar obtendría el 20,3% de los votos, y el PSOE el 16,8%.

La ventaja adquirida por los populares en la peor semana de Felipe González -fuga de Roldán, dimisiones de Asunción, Albero, Corcuera, Solchaga y Garzón, y encarcelamiento de Mariano Rubio y Manuel de la Concha- se reduce a 3,5 puntos, tan sólo dos décimas más que 15 días antes, cuando se celebró el debate sobre el estado de la nación. Sin embargo, la erosión de los socialistas se acentúa si la tendencia de voto se mide con respecto a sí mismos. Un 32,6% de los 1.200 entrevistados por el CIS dio su voto al PSOE en las elecciones generales celebradas hace un año. Si volviera a celebrarse mañana mismo este tipo de comicios, al partido en el Gobierno sólo le votaría el 16,8%. La merma sería de 15,8 puntos.Un estudio del CIS realizado entre el 20 y el 25 de abril, con 2.500 entrevistas, daba al PP una ventaja de 3,3 puntos sobre el PSOE en intención de voto para las elecciones europeas del próximo 12 de junio. Los populares obtendrían el 23,1% de los votos y los socialistas el 19,8%. Este estudio -que recoge "exclusivamente datos directos de opinión"- se elaboró inmediatamente después del debate sobre el estado de la nación, en el que, según las encuestas, Aznar se impuso a González.

Faltaba por saber cómo había evolucionado el estado de ánimo, de los electores tras los acontecimientos de los días posteriores a este pulso. Conocida ya la dimisión de Garzón, el PP aumenta su diferencia con el PSOE en dos décimas (de los 3,3 puntos de ventaja pasa a 3,5), aunque el 20,9% de los encuestados que le votaron el 64 se reduce al 20,3%

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de mayo de 1994

Más información

  • El PP aventaja al PSOE en 3,5 puntos