Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los populares andaluces se acercan a 6,8 puntos de los socialistas

Si mañana mismo se celebraran elecciones autonómicas en Andalucía -están convocadas para el 12 de junio-, los socialistas volverían a ganar, pero se llevarían un severo castigo y seguramente perderían la mayoría absoluta. La encuesta realizadapor el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) los días 13 al 211 de abril, entre 4.000 andaluces, aunque sólo refleja Matos directos de opinión", que "no proporcionan por sí mismos ninguna estimación de hipotéticos resultados electorales", es rotunda: el PSOE baja, el PP e IU suben.

En Andalucía -región dominada tradicionalmente por los votos socialistas-, el estado de ánimo de los electores está bastante alejado del entusiasmo. Un 39,8% de los encuestados tiene poca o ninguna confianza en Felipe González, frente a un 34% que tiene bastante o mucha, y la opinión sobre la situación económica de la región, ha caído por los suelos. Un 92,9% la califica de muy mala, mala o regular; sólo el 4,4 la ve bien o muy bien.El paro es para la gran mayoría de ellos (94,1%) el principal problema de los andaluces.

Suponiendo que mañana se celebrasen elecciones al Parlamento andaluz, el voto decidido de los 4.000 encuestados colocaría de nuevo al PSOE, liderado por Manuel Chaves, en el puesto de ganador, pero sólo con el 26,2% de los votos. Los populares, cuyo cabeza de lista es Javier Arenas, conseguirían el segundo puesto, con el 19,4.

El 34,4% de estos mismos encuestados reconoce que en los anteriores comicios autonómicos, celebrados en junio de 1990, votó a los socialistas, y el 8,3 al PP. Es decir, sin tener en cuenta el 28,5% de los consultados que no sabrían a quién votar -o no contesta- si las elecciones andaluzas se celebrasen mañana, la caída de los socialistas, por lo que respecta a estos electores, sería ahora mismo de 8,2 puntos, y la mejora de los populares llegaría al 11, 1. En consecuencia, la distancia entre ambas formaciones mayoritarias se habría cerrado en 19,3 puntos y quedaría reducida a sólo 6,8 puntos.

Más del doble

Sumando la intención de voto de los entrevistados a su simpatía por una u otra formación, el PSOE llegaría al 31,7% y el PP al 22,1%, lo que favorecería ligeramente a los socialistas, que alcanzarían 9,6 puntos de ventaja. Aun así, estos resultados a favor de Chaves distan mucho de los reflejados en los anteriores comicios, en los que el PSOE obtuvo la mayoría absoluta, con el 49,61% de los votos, y los populares consiguieron el 22,17%. La diferencia entonces fue de más del doble. Los 1.368.576 votos del PSOE rentaron frente a los 611.734 del PP lana distancia de 27,44 puntos. Esta victoria supuso 62 escaños para e1PSOE, 26 para el PP, 11 para IU y 10 para PA.

En relación con el censo electoral, la diferencia entre los dos partidos mayoritarios fue en 1990 de 15,11 puntos. En aquellos comicios la abstención llegó al 44,66%; los socalistas consiguieron el 27,33%,del censo y los populares el 12,22%. Tomando esta referencia, hoy por hoy esos 15,11 puntos de ventaja se habrían reducido a 6,8 en tendencia de voto o a 9,6 en voto más simpatía.

La tercera fuerza, Izquierda Unida, obtendría el 11,8% de los votos de los encuestados, o el 14,3 sumando el efecto "simpatía", cuando sólo el 6,5 de ellos admite haberle votado hace cuatro años. Teniendo en cuenta el censo electoral, en 1990 IU obtuvo el respaldo del 7% de los andaluces con derecho a voto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de mayo de 1994

Más información

  • El 12% de los 4.000 encuestados votará a Izquier a Unida