Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso aprueba una ley de autonomía del Banco de España que refuerza el control sobre sus directivos

El Pleno del Congreso aprobó ayer la Ley del Estatuto de Autonomía del Banco de España. La Cámara baja ratificó las enmiendas introducidas la semana pasada por el Senado, que, en esencia, intensifican las limitaciones de la alta dirección del banco a raíz del escándalo protagonizado por las inversiones del ex gobernador del Banco de España Mariano Rubio. La ley da plenas competencias al banco en materia monetaria y prohibe la financiación al sector público.La ley tuvo un amplio apoyo de la Cámara. Contó con 305 votos a favor y siete abstenciones. El Partido Popular e Izquierda Unida pidieron votación separada para algunas enmiendas presentadas en el Senado, que fueron rechazadas con los votos del PSOE y CiU.

Estos son los aspectos más importantes de la nueva ley:

Política monetaria. El Banco de España recibe del Gobierno todas las competencias en materia monetaria. El objetivo de esta autonomía es convertir al banco en el guardián de la estabilidad de los precios combatiendo la inflación.

Tipo de cambio. El Gobierno mantiene su facultad de fijar el valor de la moneda y, por tanto, de devaluar o revaluar la peseta. Con todo, la ley deja claro que la política monetaria "apoyará1a política general del Gobierno".

Prohibición de financiar. A partir de ahora el Banco de España ya no podrá ser el financiador del sector público. Éste es un requisito exigido por el Tratado de Maastricht.

Órganos de gobierno. Los órganos de dirección del banco serán el consejo de gobierno y la comisión ejecutiva. Formarán el primero el gobernador, el subgobernador y Ocho consejeros. Y el segundo, el gobernador, el subgobernador y dos miembros del consejo.

Nombramientos. El gobernador será designado por el Gobierno. El subgobernador también será designado por el Gobierno a propuesta del gobernador. De los ocho consejeros del banco, seis los nombrará el ministro de Economía, tras consultar al gobernador. Los otros dos puestos del consejo corresponderán al director general del Tesoro y el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Tiempo de mandato. El gobernador y el subgobernador tendrán un único mandato no renovable de seis años. Los consejeros serán nombrados por cuatro, años, renovables por otros cuatro. Aquí el grupo socialista ha rechazado una enmienda del PP que proponía que los consejeros no pudieran ser reelegidos y tuvieran un mandato similar al del gobernador.

Limitaciones. Los miembros del consejo del banco -gobernador, subgobernador y ocho vocales-, así como los directores generales y el secretario del consejo no podrán dar órdenes de compra al gestor de sus inversiones, que se convertirá en un gestor ciego. Se pretende tratar de evitar un aprovechamiento de información privilegiada por parte de la alta dirección del banco.

Mayor información. En adelante, el banco deberá informar al Parlamento de los créditos que conceda a precios por debajo de mercado. Aquí ha tenido una clara incidencia el crédito al 0% dado a Ibercorp.

Presupuestos. El Banco de España ya no aprobará su presupuestos. Deberá ser el Parlamento quien los apruebe. Aunque las Cámaras no podrán introducir cambios en el presupuesto, sí podrán pedir su devolución para elaborarse de nuevo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de mayo de 1994