Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Mi padre exageró en lo de las 10.000 mujeres, afirma el hijo de Simenon

Pierre Simenon, hijo del escritor Georges Simenon (1903-1989), ha aprovechado una corta estancia en Barcelona para aclarar una serie de tópicos que corren sobre su padre. "No era en absoluto un antisemita", afirma categórico, "aunque a los 17 años escribió unos artículos contra los judíos en La Gazette de Liége; si lo hizo fue porque se lo mandó el director del diario y era demasiado joven para oponerse"."Tampoco colaboró con los alemanes", precisa Pierre Simenon. "Los alemanes lo acusaron de proteger a los judíos y luego, en la posguerra, le acusaron de colaborar con los alemanes. Creo que acabó marchándose a América porque se sentía asqueado de esta situación".

¿Y es cierto que hizo el amor con 10.000 mujeres? Pierre Simenon sonríe ante la pregunta. Se nota que la esperaba. "Lo dijo, pero no creo que fuera cierto", afirma. "Puedo aclararlo todo porque yo estaba presente cuando lo soltó. Estaba en la casa de Suiza con su amigo Federico Fellini, preparando el lanzamiento de la película Casanova. Vino un periodista y se pusieron a hablar de mujeres. Fellini conocía su fama de mujeriego y le preguntó con cuántas calculaba que había hecho el amor. Y él, sin pensárselo, soltó la cifra de 10.000 como hubiera podido decir 1.000 o 100.000".

Cinco años después de la muerte de su padre, Pierre Simenon se sorprende del auge que tienen sus novelas, como lo prueba el relanzamiento que Tusquets Editores está haciendo de toda su obra. "Él siempre decía que cuando muere un autor, pasa por una especie de purgatorio durante varios años, hasta que, o le olvidan del todo, o le redescubren. Él, sin embargo, no ha pasado por ese purgatorio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de mayo de 1994