Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Descubiertos otros dos talleres ilegales de chinos

Los talleres clandestinos de confección de ropa regentados por las redes chinas van cayendo poco a poco en Madrid. La Brigada de Documentación del Cuerpo Nacional de Policía ha desmantelado otros dos centros de trabajo en los que se explotaba a 21 trabajores de nacionalidad china, que en su mayoría se encontraban en situación ilegal en España. Como en otros casos descubiertos en los últimos meses, los empleados vivían y trabajaban en condiciones inhumanas, hacinados y en condiciones sanitarias deplorables. Ha sido detenido el responsable de uno de los obrajes.

Los centros de confección clandestinos se ubican en la calle de Luis López, número 5 (distrito de Puente de Vallecas), y en la de Salvador Alonso, 20 (Latina), según informó la Jefatura Superior de Policía. El máximo responsable y propietario del taller de Vallecas, Songping Z., de 50 años, y natural de Zhejlong, ha sido detenido. La policía busca ahora a Zhong Y. R., de 27 años, que dirigía el segundo taller.La Brigada de Documentación ha iniciado los trámites para expulsar a los 21 chinos que confeccionaban ropa en los talleres clandestinos.

Los inmigrantes ilegales sufren condiciones de hacinamiento total en los lugares de trabajo, que a su vez lo son de residencia, para pagar a las redes mafiosas chinas el millón de pesetas que les cuesta viajar a España. Las medidas de seguridad de los talleres reventados en esta última operación eran prácticamente inexistentes, ya que las instalaciones de gas y electricidad estaban sin homologar, lo que supone un grave peligro para los trabajadores y para los vecinos de los inmuebles próximos.

Las diligencias sobre el caso han pasado al juzgado de guardia, mientras que el único detenido ha sido puesto a disposición judicial.

En los últimos meses se han descubierto numerosos talleres de confección ilegales en Madrid. Suelen estar ubicados en distritos situados al sur de la ciudad. El pasado 17 de marzo, tres obrajes del distrito de Vallecas fueron reventados por la Guardia Civil, en una redada que acabó en la detención de 50 inmigrantes. Pocos días después, el 25 de marzo, fueron descubiertos otros cinco centros clandestinos, en los que eran explotados 44 chinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de mayo de 1994

Más información

  • Los inmigrantes clandestinos vivían y trabajaban hacinados en estos centros