Retratos y desnudos de Lucian Freud se exponen por primera vez en España

El Museo Reina Sofía reúne 60 obras del "pintor figurativo más importante del siglo"

"Uno de los pintores figurativos más importantes de este siglo". La directora del Museo Nacional Reina Sofía, María Corral, y la directora de la Whitechapel Art Gallery de Londres, Catherine Lampert, coincidieron ayer en la valoración de la primera antológica que se presenta en España del pintor británico de origen alemán Lucian Freud, de 71 años, el pintor de la carne que presenta 59 óleos y un dibujo desde los años cuarenta hasta la actualidad. Las dos instituciones han organizado esta exposición, que con anterioridad ha recorrido Londres y Nueva York (en el Metropolitan, con 300.000 visitantes). Catherine Lampert justificó la ausencia del artista: "Freud odia abandonar el estudio, dejar de pintar".

Más información

El pintor Lucian Freud, retratista de carnes y desnudos, no se desplazó desde Londres al Museo Nacional Reina Sofía, en cuya tercera planta se abre mañana al público una muestra de 60 obras. Pero en las salas se pasearon ayer tres modelos de sus cuadros: el actor australiano Leigh Bowery; una de las tres hijas del pintor, la escritora Susie Boyt, autora de dos novelas de éxito en el Reino Unido y el escritor Bruce Bernard.La comisaria de la muestra, Catherine Lampert, relacionó la obra de Freud, nieto del creador del psicoanálisis, con la tradición española de la pintura figurativa, aunque destacó el carácter experimental de su trabajo, sobre todo el realizado en los años ochenta y noventa. "Sus últimos cuadros tienen una pintura gruesa y espesa, en donde aparecen los rasgos físicos y psicológicos de los personajes, siempre involucrados en su entorno. La relación del modelo con la cama o la pared de una habitación es viva y muy visual y ningún otro pintor lo ha conseguido hasta ahora".

En opinión de Lampert, Freud es un artista moderno y de nuestra época porque no utiliza modelos profesionales, sino a familiares y amigos que llegan a tener "una confianza especial con su cuerpo". En la muestra figuran retratos desde un bebé de dos meses hasta ancianos de setenta años.

Seis retratos de Leigh Bowery, de 37 años, actor de cabaré con 108 kilos de peso, se han agrupado en una sala. Frente a ellos, Bowery declara que su trabajo de artista con la danza y el movimiento se refleja en las obras. "Como espectador a veces me sorprende cómo Freud mete mis ideas en sus cuadros, a lo largo de muchas conversaciones, ya que hay retratos que duran nueve meses". Añade que ahora es más consciente de su físico y que ha modificado la imagen de sí mismo. Freud conoció a Bowery hace cinco años y desde entonces es su modelo habitual. "Creo que le gustó mi lado más loco y caprichoso, mis performances subversivas y extravagantes".

El montaje de la exposición, patrocinada por Chivas Regal y The British Council, sigue un orden cronológico, desde un retrato de su mujer, en Muchacha con rosas, de 1947, a su propio autorretrato, Pintor trabajando, realizado en 1993.

El artista añadió a la presentación en Londres un gran desnudo de mujer y a la muestra de Nueva York otro retrato de dos personas en una cama. Lucian Freud suele trabajar en varios cuadros a la vez, todos con modelos, lo contrario de su amigo Francis Bacon que utilizaba fotografías para los retratos. Es posible que Freud decida incorporar a la muestra de Madrid una de sus últimas obras y que vea sus propias obras de incógnito. Los cuadros están situados frente a la mirada del espectador. Lampert dice que así le gusta colocarlos a Freud, para repetir la misma visión del artista.

Para María Corral no se trata de que el Reina Sofía se haya pasado a la figuración sino de presentar, como se hizo con Antonio López, a un gran artista de la figuración más descarnada y uno de los grandes pintores del siglo.

Lucian Freud. Museo Nacional Reina Sofía. Madrid. Apertura al público: 20 de abril. Hasta el 21 de junio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de abril de 1994.