Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso obliga a Rubio a que explique hoy sus negocios

Han tenido que pasar 10 días para que Mariano Rubio dé la cara, obligado por el Parlamento y presionado por Felipe González. El ex gobernador del Banco de España, sospechoso de especular en Bolsa con dinero negro, comparecerá hoy, a su pesar, ante la Comisión de Economía del Congreso para "explicar lo que pueda". Así lo confirmó ayer el presidente de esa Comisión, Ángel Martínez Sanjuán, tras sucesivos contactos con Rubio. El ex gobernador tiene que declarar el lunes ante los dos fiscales designados para investigarle.

Tanto González como el Grupo Socialista, que preside el anterior ministro de Hacienda, Carlos Solchaga, han presionado fuertemente para que Rubio comparezca hoy, antes del debate sobre el estado de la nación. La comparecencia de Rubio comienza a las 16.30 y será transmitida en directo por La 2 de TVE.La tormenta política ha alcanzado a Solchaga, a raíz de unas declaraciones realizadas en la noche del miércoles por el vicepresidente del Gobierno, Narcís Serra: "Yo estaría meditando esta decisión [de dimitir], como sé que la está meditando Solchaga, pero esperaría a que se aclaren las cosas". Ayer, un comunicado de la Secretaría General del Portavoz del Gobierno salía al paso de posibles malinterpretaciones: "El vicepresidente del Gobierno no cree que el señor Solchaga deba dimitir". Solchaga descartó ayer esta posibilidad, al menos por el momento.

Solchaga, profundamente decepcionado por la actitud de Rubio, afirmó anoche en TVE que no dimitirá por ahora, aunque dejó abierta esta posibilidad en el caso de que su continuidad en el cargo "produjera más perjuicios que beneficios" a su partido.

El PSOE ya ha recabado las 70 firmas necesarias para pedir una comisión de investigación sobre el caso Rubio, que previamente había solicitado el PP.

Páginas 17 y 18

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de abril de 1994

Más información

  • Solchaga dice que no piensa dimitir por ahora