Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'ultra' ruso Zhirinovski recibe plenos poderes de su partido para 10 años

El político nacionalista radical Vladímir Zhirinovski reforzó su posición como líder del Partido Liberal Democrático de Rusia (PLDR) en un congreso que satisfizo todos sus deseos, dándole poderes absolutos para el plazo de 10 años y eliminando todos los órganos electos de dirección.Zhirinovski, que aspira a hacerse con la presidencia de Rusia en las elecciones de 1996, consiguió ayer sin ninguna dificultad que el V Congreso del PLDR ratificara su liderazgo absoluto de forma irrevocable hasta el 2 de abril del 2004 y cambiara los estatutos del partido para permitir que el líder seleccione a su gusto a sus colaboradores.

El congreso se inauguró ayer en un clima de férrea disciplina y hostilidad antioccidental, especialmente antinorteamericana, que se reflejó en el discurso del líder y en la ovación con la que fue acogido un representante especial del presidente de Irak, Sadam Hussein, uno de los 14 invitados internacionales.

En la tribuna del Congreso, entre los máximos dirigentes, estaba el general VIadislav Achálov, que durante la crisis de septiembre-octubre de 1993 fue ministro de Defensa del Parlamento rebelde. Achálov es uno de los amnistiados por la Duma Estatal (Cámara Baja del nuevo Parlamento) en febrero pasado y su presencia en la tribuna presidencial establece un' vínculo entre Zhirinovski y la oposición antiyeltsinista que en el pasado estuvo vinculada al Sóviet Supremo.Disidentes excluidos

"PLDR en el camino hacia el poder" era la divisa del Congreso, al cual asistían 343 delegados de 69 organizaciones y del que habían sido excluidos los "disidentes" que en los últimos meses han cuestionado el poder absoluto de Zhirinovski, entre ellos el diputado Viacheslav Marichev, a quien la impresionante escolta de boinas negras del PLDR impidió acceder al congreso.

Zhirinovski, que habitualmente se abstiene de criticar al presidente Borís Yeltsin, daba ayer muestras de cierta impaciencia. Tras referirse a su "afición favorita", a saber la de mantener los postes fronterizos en su sitio, Zhirinovski reiteró su condena de la división de la URSS. El líder del PLDR dijo que el destino de Yeltsin pronto se asemejará al del líder bielorruso, Stanislav Shushkévich, que "se dedica a cortar leña en una cabaña" y al del ucranio, Leonid Kravchuk, "que a partir del verano se dedicará a pescar en el río Dnieper". Zhirinovski subrayó que no tenía intención de pedir el cese de Yeltsin, ya que la permanencia de los actuales dirigentes rusos en el poder incrementa las posibilidades del PLDR de acceder después. Manifestó que Yeltsin no se ha podido recuperar todavía del resultado de las elecciones del 12 de diciembre, que dieron al PLDR un 23% de los votos a las listas de. partidos. Zhirinovski justificó su petición de cambiar los estatutos del partido, alegando la necesidad de evitar que se "infiltren agentes" en la dirección.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de abril de 1994