Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una enfermedad del intestino, vinculada a una mayor higiene

Médicos de tres hospitales del Reino Unido han encontrado una relación entre la enfermedad de Crohn, un trastorno del intestino muy desagradable, y el exceso de higiene de la civilización occidental. Esta asociación aparentemente extraña es el resultado de observar a 133 pacientes con la citada enfermedad y 231 con colitis ulcerosa, una enfermedad similar del intestino.Los resultados son sorprendentes. "La enfermedad de Crohn fue significativamente más común en sujetos cuyas primeras casas tuvieron agua caliente y baños separados", ha dicho Tony Gent, del Salisbury District Hospital, director del estudio. La enfermedad es cinco veces más común en pacientes que, cuando eran niños, accedieron al agua caliente y tres veces más si habían tenido cuarto de baño indepediente. En cambio, no se ha visto una relación tan clara con la colitis ulcerosa.

El estudio parte de una hipótesis que aseguraba que la enfermedad se iniciaba por una infección. Pero este equipo de médicos ha asegurado que el constante incremento en el número de personas que han desarrollado esta enfermedad en los últimos 50 años ha coincidido con la disponibilidad de mejores instalaciones sanitarias.

Virus y bacterias

Los investigadores dan una posible explicación: estas mejoras podrían reducir la exposición de los niños a bacterias y virus que programan al intestino para rechazar infecciones posteriores. "Para comprobar esta hipótesis comparamos las condiciones de la vivienda durante la infancia en pacientes de esta enfermedad y en personas que no la sufren", dicen.Los pacientes contestaron preguntas sobre si sus casas tenían agua corriente, agua caliente, desagüe, inodoro y cuarto de baño independiente. Los investigadores también tuvieron en cuenta si los pacientes habían tenido apendicitis.

Los médicos dicen que los resultados no sólo confirman su hipótesis, sino que también "corroboran la baja incidencia de esta enfermedad en los países donde los estándares de higiene son peores". "Una buena higiene doméstica", señalan, "puede proteger de la exposición de agentes que programan el sistema inmune del intestino durante la infancia. Después, la exposición a nuevos agentes puede provocar una respuesta inapropiada que hace susceptible al intestino a la enfermedad de Crohn".

Otra sorprendente observación es que los pacientes con colitis ulcerosa son menos proclives a tener apendicitis. Esto confirma una investigación belga del año pasado que mostró que los pacientes con colitis ulcerosa casi nunca habían sufrido la extirpación del apéndice. Gent y su equipo creen que los factores que predisponen a un individuo a sufrir apendicitis pueden protegerle de la colitis ulcerosa.

Copy Right The Lancet

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de marzo de 1994