Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejército quiere arrojar al mar su munición caducada

El Ejército español no sabe qué hacer con sus excedentes de munición. Buena parte de su reserva de guerra, superior a los 100 millones de proyectiles tan sólo en el Ejército de Tierra, está caducada o en mal estado. El ministro de Defensa, Julián García Vargas, informó esta semana al Congreso sobre este problema y apuntó tres posibilidades: vender el material inútil a otros países, cubrir con cemento los polvorines más deteriorados y arrojar el resto al mar. Esta última opción, aunque es práctica frecuente, ha levantado las iras de organizaciones ecologistas.El material de reserva en perfectas condiciones del Ejército español no sobrepasaría el 30% del total, y un porcentaje similar no sería susceptible de uso por razones de seguridad. El resto correspondería a munición al límite de su vida útil, por lo que puede emplearse en maniobras con un porcentaje aceptable de fallos, pero no se recomienda su empleo en combate real.

Página 17

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de marzo de 1994