Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL RESCATE DE UNA COOPERATIVA

Leguina y el alcalde se preparan para rescatar los suelos cedidos a PSV

El Consejo de Ministros de hoy tiene en vilo a los 12.127 cooperativistas de Promoción Social de la Vivienda (PSV) con suelo adjudicado y una promesa de piso barato en la Comunidad de Madrid. Las administraciones locales también estarán pendientes esta mafiana de la solución que adopte el Gabinete de Felipe González adopte sobre un problema que lleva varios meses atascado. Antes de que llegue ese acuerdo, los dirigentes municipales y autonómicos han mantenido múltiples reuniones y preparan fórmulas jurídicas que les permitan recuperar el suelo público concedido a PSV para construir 12.127 viviendas en toda la región, la mayoría de las cuales ni siquiera se han empezado. Tras esa recuperación, los terrenos gestionados ya por otros responsables- seguirían estando destinados a los mismos cooperativistas, a quienes se pedirá un pequeño esfuerzo económico suplementario.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid trató ayer el problema de PSV, del que también habló telefónicamente el presidente Joaquín Leguina con Felipe González el pasado martes. El Ejecutivo autónomo abordó las posibilidades de ayuda, que concretaría -una vez desbrozado el camino por el Consejo de Miistros y los jueces- en agilización de trámites, control sobre las obras y concesión de avales para la solicitud y créditos blandos

Por su parte, el grupo municipal socialista, presidido por Juan Barranco, ha hecho llegar a los dirigentes del PP su oferta para alcanzar un acuerdo: que se aplique el artículo 8 del pliego de condiciones del Plan 18.000 y se rescaten, "por especiales incumplimientos", los terrenos residenciales adjudicados a PSV. La cooperativa ugetista consiguió en el concurso municipal 68 parcelas para levantar un total de 4.718 viviendas en la capital.

La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid también ha solicitado al gobierno municipal del PP que tome esta medida. "Hemos hablado con el alcalde y con Enrique Villoria, concejal de Obras, y no se han negado, aunque les preocupa el tema jurídico", afirma Prisciliano Castro, presidente del colectivo vecinal. Fuentes de la Gerencia Municipal de Urbanismo señalaron ayer que ya se ha encargado a la asesoría jurídica un estudio sobre las parcelas del Plan 18.000, que promueve PSV. La Comunidad de Madrid tiene, en los polígonos que ha urbanizado con PSV, las mismas, intenciones que el Ayuntamiento. El Gobierno regional, del PSOE, participa junto a PSV en dos grandes promociones: Madrid-Sur y Valdebernardo.

PASA A LAS PÁGINAS 4 y 5

Las viviendas de PSV costarán cerca de un 5 % m las de lo previsto

VIENE DE LA PÁGINA 1La solución al caso PSV está en el horno. El juez nombrará, con muchas posibilidades, una nueva comisión gestora de la cooperativa, que se segregará por promociones, y a partir de ese momento la Comunidad tendrá las manos libres para actuar. El Gobierno regional se esfuerza por transmitir tranquilidad a los cooperativistas y mitigar "el alarmismo" de los últimos meses. Distintos portavoces del Ejecutivo regional han asegurado que las viviendas se harán, y ya calculan incluso que su finalización les supondrá "un nuevo esfuerzo económico" a los cooperativistas.

La nueva aportación no está todavía definida, pero ya se aventuran cifras. Fuentes del ejecutivo indican que ese incremento estará al final en tomo al 5% sobre el precio inicialmente previsto. Este porcentaje supone un encarecimiento medio de 500.000 pesetas para una vivienda con un valor de 10 millones.

Pero antes de que llegue el momento de pagar definitivamente los pisos hay que construirlos. ¿Quién lo hace? Javier Báscones, portavoz de los cooperativistas de Valdebernardo, apoya la idea de que las administraciones públicas rescaten el suelo: "Me parece bien. Lo que no queremos es seguir más con IGS [gestora de PSVI, porque son un desastre. Lo que propone la. Administración está bien, pero . con dos condiciones: qué seamos nosotros los que elijamos la gestora y que IGS no salga de rositas. Tiene que aclarar las cuentas y devolver todo lo que nos debe", informa Inmaculada Ruiz.

Los cooperativistas se resignan a pagar un 5% más. "En Valdebernardo supondrían unas 700.000 pesetas más, que la gente estaría dispuesta a pagar si ve que la construcción de las viviendas está en marcha", explica Báscones.

. El portavoz del Gobierno regional, Jaime Lissavetzky, pidió ayer a los grupos políticos ayuda para llegar a un consenso. "Es el momento de buscar soluciones, y no culpables", afirmó. Antonio Beteta, portavoz del PP, replicó: "Los errores de gestión en PSV deben pagarlos el gerente de la entidad, Carlos Sotos, y UGT".Reunión con Guerra

El vicesecretario general del PSOE, Alfonso Guerra, también tiene ya conocimiento directo del problema de PSV. Guerra se entrevistó el pasado miércoles con cinco representantes de la cooperativa ugetista que le reclamaron soluciones, informa Efe.

En el Ayuntamiento, el portavoz socialista, Juan Barranco, se reunirá el próximo lunes con los cooperativistas del Plan 18.000 para intentar solucionar un nuevo agujero. La Gerencia de Urbanismo espera desde hace meses que PSV retire licencias de obras por valor de 400 millones, y el plazo se agota. Barranco buscará un acuerdo con el PP para eliminar este inconveniente. Mientras, su portavoz de Urbanismo, el edil José María de la Riva, ha propuesto que se aplique la cláusula que sanciona los incumplimientos de las normas del Plan 18.000 y que dice textualmente "El incumplimiento de las obligaciones traerá consigo la extinción del derecho de superficie. ( ... ) En el mismo acto, el Ayuntamiento haría suyo lo edificado, sin contraprestación alguna".

De la Riva aclara que esta cláusula sólo afectaría a la gestora, pero no a sus cooperativistas. "Para salvarlos, lo mejor es res catar las parcelas y sacarlas a concurso para adjudicarlas a una nueva gestora que deberá construir las viviendas para los cooperativistas de PSV. También los propios socios pueden constituirse en gestora" comentó.

Pese a estas dificultades, las dos administraciones están convencidas de que todas las promociones madrileñas con el suelo urbanizado y las licencias en regla saldrán adelante una vez que se produzca la separación de las cooperativas por promociones.

El consejero de Política Territorial, José María Rodríguez Colorado, reconoció ayer que los representantes de los cooperativistas de Valdebernardo, Madrid Sur y El Espinillo, con los que se ha entrevistado en las últimas semanas, le han pedido que recupere el suelo cedido a PSV. "Lo estamos estudiando porque puede tener problemas jurídicos al estar intervenido el suelo por el juez", explicó.

PLAN 18.000 4.718 VIVIENDAS

Arrasó PSV en el concurso de suelo municipal para construir viviendas. Se llevó uno de cada tres pisos en liza, pero, de las 4.718 casas adjudicadas, tan sólo ha iniciado 593. Las obras están paradas desde hace meses por las deudas contraídas con las diversas constructoras y los cooperativistas, especialmente los 800 de las parcelas de El Espinillo (Villaverde).El Ayuntamiento de Madrid ya le ha entregado a la cooperativa 40 parcelas, donde podrá construir 2.585 casas. Pero la mitad de las licencias para construir aún aguardan en la Gerencia Municipal de, Urbanismo a que la gestora de PSV -Iniciativa de Gestiones Sociales- las retire, previo pago de 400 millones.

Los dirigentes de la cooperativa han remitido a la comisión interministerial que analiza el caso PS V un listado sobre las necesidades económicas para levantar las 4.718 viviendas del Plan 18.000. La cooperativa necesita unos créditos de 17.738 millones de pesetas para acabar este programa.

VALDEBERNARDO 3.002 VIVIENDAS

Valdebernardo (en los distritos de Moratalaz y Vicálvaro) es la promoción donde los cooperativistas viven el conflicto con mayor crispación. Los socios de PSV han pagado ya cerca de seis millones de pesetas, pero aún no han visto ni un solo ladrillo. La Comunidad de Madrid cedió 27 parcelas de esta promoción a PSV. Dos de ellas son de precio tasado. La urbanización del solar está concluida. Las calles del polígono están asfaltadas, el alcantarillado funciona y las conducciones de luz y agua están instaladas. Hay hasta señales de tráfico en los cruces. Pero de las 3.002 viviendas que PSV prometió, sus socios no han podido asistir al comienzo de las obras. Mientras tanto, la cooperativa Viviendas para Trabajadores (Vitra), de CC OO, hace algunos meses que inició la construcción de sus pisos.Veinticinco licencias ha solicitado PSV de obras para construir en las 25 parcelas de protección oficial, pero aún no ha pagado ninguna.

MADRID SUR 1.063 VIVIENDAS

Madrid Sur, en el distrito de Vallecas, fue la primera promoción donde se embarcó la cooperativa PSV. Y por eso es la que menos problemas tiene. No se ha entregado ni una sola vivienda, aunque, de las 1.063 en construcción, la mayor parte está a la espera de que el Gobierno central tome alguna medida sobre la cooperativa para concluir las obras. Tan sólo una de las 12 parcelas tiene serios problemas. El resto está pendiente de algunos remates. Muchas de esas viviendas se podrían inaugurar en tres meses, según reconocieron ayer diversos consejeros del Gobierno de Joaquín Leguina.Se empeñó PSV en la construcción de estas viviendas sin contar con los créditos necesarios. Ese hecho motivó una deuda con las constructoras que se eleva a 3.000 millones de pesetas. Cuando Argentaria y Cajamadrid pongan a disposición de PSV los más de 5.000 millones en créditos ya aprobados, el agujero financiero de esta promoción se podrá tapar sin problemas.

COMUNIDAD 4.718 VIVIENDAS

Doce promociones de PSV dejaron la capital para establecerse en distintos municipios de la region.En estos municipios, junto a la promoción de Pavones (Moratalaz), la cooperativa ugetista consiguió suelo para 3.219 viviendas. De estas viviendas, PSV tiene 636 en Rivas Vaciamadrid para la primera y única fase. Aunque prometieron hasta 6.000 viviendas en esta localidad del este, no han adquirido la mayoría del suelo y sólo tienen una opción de compra, que, según los dirigentes regionales, difícilmente podrán ejecutar.

PSV captó 1.059 socios, pero sólo podrá adjudicar 636. Las obras en el municipio de Rivas-Vaciamadrid todavía no se han iniciado. En la misma situación se encuentran los 888 cooperativistas de Pavones, una de las promociones con mayores problemas. Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Aranjuez, y Getafe también tienen obras de PSV paradas. En la mayoría, están pendientes los últimos trabajos para la entrega de llaves.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de febrero de 1994

Más información