Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abatidos los tres supuestos responsables de la muerte de un civil británico en Zenica

Los tres supuestos responsables del secuestro de tres conductores británicos de un convoy de ayuda humanitaria el pasado jueves en la localidad de Zenica, que culminó con la muerte a sangre fría de uno de los chóferes, fueron abatidos ayer en un control musulmán a las afueras de Sarajevo, según anunció un portavoz del ministerio del Interior del Gobierno musulmán.Los sospechosos, que viajaban con pasaportes falsos, intentaban huir de Sarajevo en un coche robado en el que trasladaban a dos rehenes. Durante el tiroteo que se desencadenó cuando se les exigió detenerse en el control del monte Igman, uno de los rehenes resultó muerto y un policía militar musulmán fue gravemente herido.

Los tres hombres muertos ayer secuestraron a los tres británicos obligándoles a abandonar el vehículo de las Naciones Unidas que conducían en Bosnia central. Después de trasladarles a un paraje solitario dispararon sobre ellos. Paul Godall murió a consecuencia de un impacto de bala en la cabeza, mientras que sus dos companeros lograron escapar levemente heridos al arrojarse a un río.

Las investigaciones de las autoridades de Sarajevo condujeron a la detención de tres sospechosos en Zenica, donde fue abatido Godall. También se logró localizar en un barrio de Sarajevo a los tres sospechosos abatidos ayer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de febrero de 1994