Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevo nombre para el número seis

El general Liamin Zerual se convirtió ayer en el sexto presidente de la República de Argelia y en el tercero del periodo de transición que surgió de la interrupción de las elecciones legislativas en diciembre de 1992 para evitar el triunfo del integrista Frente Islámico de Salvación (FIS).El general Zerual estrena una nueva denominación, ya que a partir de ahora recibirá el título de presidente del Estado, según se desprende de la miniconstitución aprobada por la Conferencia Nacional para el Diálogo celebrada la pasada semana en la capital argelina.

Es el segundo ministro de Defensa que llega a la presidencia de Argelia, después del mandato de Huari Bumedián, quien en junio de 1965 derrocó a su predecesor, Ahmed Ben Bella, a quien mantuvo durante cerca de 15 años en prisión antes de mandarle al exilio.

El mandato del coronel Bumedián fue el más largo y fructífero de la historia de Argelia. Duró 13 años y permitió consolidar la formación del nuevo Estado independiente. El mandato presidencial más breve fue el Mohamed Budiaf, poco más de seis meses: desde enero a junio de 1992, fecha en que fue asesinado en Anaba.

En la lista de presidentes de la Argelia independiente -Mohamed Ben Bella, Huari Bumedián, Chadli Benyedid, Mohamed Budiaf y Ali Kafi- hay que añadir otros dos nombres, los de Ferhat Abas y Benyucef Benjeda, que entre 1958 y 1962 desempeñaron, consecutivamente, el cargo de presidente del Gobierno Provisional de la República de Argelia en el exilio (GRPA) formado durante la guerra de la liberación.

Una vez lograda la independencia de Argelia en 1962, tanto Ferhat Abas como Benyucef Benjeda fueron apartados por sus sucesores, los presidentes Ahmed Ben Bella y Huari Bumedián, que les condenaron al silencio y les obligaron, durante diversos periodos, a permanecer bajo arresto domiciliario, por discrepar públicamente del régimen y quejarse de la falta de libertades democráticas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de enero de 1994