Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el 'superagente' Conesa, antiguo jefe de la Brigada Político-Social

El superagente Conesa ha muerto. Roberto Conesa Escudero, el comisario que se hizo popular tras la liberación del general Emilio Villaescusa y de Antonio María de Oriol, ex presidente del Consejo de Estado, fue enterrado ayer en Madrid. Su muerte es el fin simbólico del policía caza-rojos. Al sepelio no acudió ningún miembro de Interior, que tampoco cursó el télex que suele enviar a las comisarías cuando fallece un funcionario.

Roberto Conesa, nacido en Madrid en 1917, fue durante muchos años un personaje temible para los grupos políticos de oposición al régimen de Francisco Franco, ya que fue uno de los más destacados protagonistas de la represión policial. Desde la Brigada Político-Social había actuado con dureza contra intelectuales de izquierda y obreros del PCE y de CC OO. Muchos de ellos aún recuerdan los terribles interrogatorios a los que los sometió Conesa, que recibió varias denuncias por malos tratos y torturas. Fue un especialista en la infiltración y en la captación de confidentes en partidos políticos de la oposición. También trabajó en Santo Domingo con la policía del dictador Leónidas Trujillo.Conesa se hizo famoso para el gran público cuando en 1977 dirigió la liberación de Oriol y Villaescusa, secuestrados por los GRAPO. Conesa era jefe superior, de Policía de Valencia cuando fue repescado por Rodolfo Martín Villa, entonces titular de Interior, para aclarar aquellos secuestros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de enero de 1994

Más información

  • El comisario liberó a Oriol y Villaescusa