Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Me hace ilusión que me comparen con Victoria Kent"

Paz Fernández Felgueroso, de 56 años, asturiana, nueva responsable de Asuntos Penitenciarios, "feminista convencida", socialista renovadora, pretende desmasificar las prisiones. "Me hace muchísima ilusión que se me compare con Victoria Kent", dice, a la vez que reivindica mayores cuotas de poder político para la mujer.

Fernández: Felgueroso ingresó en 1975 en el Partido Socialista Popular, liderado por el profesor Enrique Tierno Galván, antes de integrarse en el PSOE. Militante en asociaciones feministas y ciudadanas, fue consejera de Industria de Asturias y delegada del Gobierno en Telefónica antes de hacerse cargo de las prisiones. A su ministro, Juan Alberto Belloch, no le conocía hasta ahora. Abogada, esposa de un farmacéutico y madre de cuatro hijos, es conocida en su tierra como la dama de acero. Uno de sus modelos es Victoria Kent, directora de Prisiones de la II República.Pregunta. ¿Qué proyectos pretende desarrollar?

Respuesta. Llevar adelante el Plan de Amortización de nuevas cárceles aprobado por el Gobierno. Dedicaré muchas horas a hablar con todo el mundo para convencer a los ciudadanos de que la construcción de una prisión no les produce perjuicios. También quiero poner en marcha en muy poco tiempo un plan piloto con los equipos de tratamiento y reeducación. Aunque el garante final de todo el sistema es el juez de Vigilancia Penitenciana, esta casa le suministra los informes que le pueden servir de orientación sobre los famosos permisos de salida.

P. Hace unos meses, después de varios casos de violación y asesinato de niñas a manos de presos que estaban de permiso, se recortó mucho la salida a la calle de estas personas. ¿Mantendrá esa línea?

R. Tenemos que proteger el derecho de los internos a los beneficios penitenciarios, pero también debemos proteger a la sociedad frente a hechos tan aberrantes. Hay que mejorar los mecanismos de control, aunque no se puede ir hacia restricciones indiscriminadas.

P. Algunas decisiones de Asuntos Penitenciarios han originado roces con los jueces....

R. El ministro ha hablado de un pacto para la Justicia, en el que está incluído Asuntos Penitenciarios, y ahí abordaremos otras cuestiones que preocupan a los demás grupos políticos. La ley Penitenciaria y el Reglamento Penitenciario son progresistas, pero hay decisiones de la Administración que no están suficientemente definidas y que pueden dar lugar a una cierta inseguridad jurídica [para los funcionarios] porque hay jueces que las consideran correctas y otros no.

P. ¿Se refiere al caso de la grabación de conversaciones del abogado José Miguel Gorostiza con presos de ETA?R. Estoy de acuerdo en que la garantía última es la garantía jurisdiccional porque nosotros no somos más que un eslabón de la aplicación de la justicia. Sobre el caso de las grabaciones, el criterio del Ministerio de Justicia es no valorar ni en positivo ni en negativo las resoluciones judiciales, mientras no sean firmes. Además hay que mantener desde aquí que se necesitan los instrumentos necesarios contra el terrorismo y el narcotráfico y que ya hay declaraciones sobre la constitucionalidad del reglamento penitenciario respecto a esto.

P. ¿El fin justifica los medios? ¿Hay que ser más tolerante respecto a los medios a utilizar frente al terrorismo?

R. El fin no justica los medios. Pero el marco constitucional permite usar los medios adecuados contra el terrorismo.

P. ¿Es partidaria de recortar los beneficios penitenciarios a terroristas y narcotraficantes?

R. Creo en la reinserción sin límites para toda clase de delitos. Sin embargo, hay opiniones muy autorizadas que piensan que en el nuevo Código Penal probablemente haya que aplicar criterios legales diferentes para determinados delitos para los que la sociedad está clamando tratamiento singularizado. Mientras no haya esta reforma, nosotros tendremos que hacer los informes de evaluación para ver si hay peligro en conceder el tercer grado o permisos a una persona.

P. ¿El proyectado modelo de prisión, con capacidad para 950 internos, acabará con el hacinamiento y la masificación?

R. Aparentemente es una cárcel masificada, pero hay que ver esos centros funcionando. Están concebidos en forma de módulos y en la práctica deben funcionar bien. Mientras no me convenza de lo contrario, creo que pueden funcionar.

P. ¿Alguna vez, de verdad, se podrá acabar con el hacinamiento, teniendo en cuenta que la población reclusa sigue en aumento imparable?

R. Pues... Una afirmación tan rotunda yo no sé si se puede hacer... El plan [de nuevos cen tros] acabaría con la masificación, aunque quizás así tampoco tendríamos una situación idílica... Depende de la evolución de la sociedad, de si los delitos no crecen y de la modernización y agilización de la justicia.

P. Qué opina de los escándalos que sacuden al PSOE?

R. Es preocupante. Hay que hacer un esfuerzo de todos los militantes para eliminar todo lo que no sea debate ideológico. A mi me tienen alineada como renovadora en mi tierra. Estoy comprometida con una renovación en la actividad del partido, que es mucho más que una distribución de responsabilidades.

P. ¿Ha llegado aquí por la cuota femenina?

R. No lo sé. Pero soy una ferviente defensora de la cuota porque por simple exclusión natural... Incluso soy partidaria de aumentar la cuota femenina hasta el 50%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de diciembre de 1993

Más información

  • Paz Fernández FelguerosoSecretaria de Estado de Asuntos Penitenciarios
  • "Dedicaré muchas horas a convencer a los ciudadanos de que la construcción de una prisión no les causa perjuicios"