Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso da el visto bueno a los Presupuestos del Estado para 1994

El Congreso aprobó ayer definitivamente los Presupuestos Generales del Estado para 1994 y la. Ley Financiera que los acompaña, fundamentalmente con los votos del Grupo Socialista, de Convergencia i Unió y de Coalición Canaria. Todas las enmiendas introducidas por el Senado fueron aceptadas por la mayoría parlamentaria, a excepción de la que preveía una rebaja de la carga fiscal en el impuesto sobre el valor añadido para los Ayuntamientos. Esta modificación fue producto de una enmienda que el PP consiguió aprobar días atrás en la Cámara alta, gracias a un despiste en las filas socialistas.En su crítica a los Presupuestos, el diputado del Partido Popular Rafael Arias Salgado denunció que tras las modificaciones del Senado, el gasto previsto para 1994 aumentará en 36.000 millones respecto del proyecto inicial enviado por el Gobierno. Joaquín Almunia, portavoz en este trámite del Grupo Socialista, aseguró que el gasto sólo aumentará en 15.000 millones, lo que se compensará con un incremento de los ingresos en igual cuantía. El Grupo Socialista se había comprometido públicamente a no admitir ninguna enmienda que supusiera incremento de gasto.

Los presupuestos aprobados ayer afectan al Estado, los organismos autónomos, la Seguridad Social y los entes públicos y suponen un gasto total de 28,630 billones de pesetas, un 9,5% más de lo inicialmente aprobado para 1993 y un 1,6% menos de la previsión de liquidación de ese año. Los ingresos previstos ascienden a 22,872 billones de pesetas, un 0,9% más de lo presupuestado para el año que ahora acaba. De acuerdo con estas cifras, el déficit de las Administraciones centrales será del 5,7% del producto interior bruto, medio punto menos de lo esperado para este año.Credibilidad

En su defensa de voto, Joaquín Almunia resaltó el esfuerzo de reducción del déficit público, "teniendo en cuenta que estamos en una etapa de recesión económica". Por su parte, Rafael Arias Salgado destacó todo lo contrario: "No hay tal esfuerzo de contención del déficif'. El representante del pp puso además en duda la "credibilidad" de estos Presupuestos, ya que se basan en un cuadro macroeconómico "que ayer [por anteayer] ha sido revisado a la baja en un componente fundamental, como es el de la inversión".

El representante de Izquierda Unida, Pedro Antonio Rítis, aseguró que si bien su grupo votaba en contra de los Presupuestos, "a partir de ma-, nana exigiremos su cumplimiento". Denunció que el Gobierno "se ha olvidado de los compromisos que se podrían adquirir con las fuerzas más dinámicas", en referencia al pacto alcanzado con los nacionalistas de CiU para la aprobación de los Presupuestos.

Francesc Homs, del Grupo Catalán, reafirmó el apoyo de esta formación política a los Presupuestos "como el primer paso en el cambio que debe introducirse en la política económica". Hay un compromiso inicial, insistió, de contención del gasto y de reducción del déficit, así como medidas de reactivación de la inversión y de mejora de la competitividad "que deben profundizarse", afirmó.'

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de diciembre de 1993