Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ultraderechista Zhirinovski se atribuye el 60% de los sufragios

El ultraderechista VIadímir Zhirinovski se atribuyó ayer la victoria electoral, después de que se dieran a conocer datos que situaban a su fuerza pugnando por los primeros puestos. "Tengo la victoria total, el 60% de los votos de los rusos", dijo anoche."Si hubiera tenido diez días más de campaña y no hubieran lanzado sobre mí mentiras directas tendría el 70%", agregó refiriéndose a un programa televisivo pagado por la pro presidencial Opción de Rusia y emitido el sábado, en el que se le vinculaba directamente con el KGB.

Un Zhirinovski eufórico afirmaba anoche una y otra vez que sólo "la falsificación gubernamental" le iba a impedir disfrutar de su victoria. Empezó a hablar ya de que era preciso cambiar al jefe de Gobierno, Víktor Chernomirdin, y sustituirlo por un miembro de su partido, pero no él mismo, ya que aspira a la presidencia. de Rusia. "Éste", dijo señalando a un joven con el pelo rapado, "será el ministro de Seguridad. Y les garantizo que en un mes podría liquidar 5.000 agrupaciones mafiosas".

No se sabe si en broma, ofreció una coalición a Mujeres de Rusia la otra gran sorpresa de la jornada, y hablando como el dueño del país dijo que a los comunistas les iba a dejar tres ministerios. El líder ultraderechista aseguró que su partido había vencido en todas las unidades navales. Otras fuentes le daban también anoche la victoria en la división Tamán, acuartelada en las afueras de Moscú.

"España es un país con el que compartimos muchas cosas, un pueblo que comprendió que un poder fuerte lo podía sacar del abismo", comentó a este diario, sin duda refiriéndose al franquismo. "Creo que Occidente reflexionará y se tranquilizará porque necesita una Rusia estable y con nuestro partido Rusia será estable".

Conexiones dudosas

Zhirinovski se define a sí mismo como un independiente sin conexiones con los comunistas, pero el documental televisivo emitido el sábado trataba de echar por tierra esta teoría, demostrando que su lenguaje coincide con el de otros radicales, nacionalistas o comunistas. Con entrevistas a colaboradores de Zhirinovski, que afirmaban haber trabajado para el KGB, el documental trataba de poner en duda las afirmaciones del líder ultra, que asegura no tener nada que ver con ese organismo.

Zhirinovski trabajó en Turquía como traductor militar, y el general Oleg Kaluguin, uno de los candidatos de Opción de Rusia, dijo estar seguro de que allí había trabajado para el KGB. El documental mostraba también el carácter antisemita de su movimiento.

A mediodía, en un colegio del centro de Moscú, Marina, una joven electora, explicó muy bien por qué muchos habían votado por Zhirinovski: "Ha de haber lobos para impedir que las ovejas engorden demasiado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de diciembre de 1993