Tribuna:
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Las llaves de la libertad en la expresión

Ha muerto Frank Zappa, quizá para muchos tan sólo un gesto irreverente dentro de ese género musical llamado rock. Pero lo que hemos perdido realmente es a uno de esos escasos ejemplos de músico integral que ha dado este siglo. Frank Zappa, desde su mundo intenso y personal, dialogó con la mayoría de los problemas de la sociedad que le tocó vivir, y su gesto honrado y generoso hizo que su instrumento, la guitarra, viajara de las raíces del blues profundo al heavy, pasando por el jazz o toda la música contemporánea.Quizá Zappa haya sido uno de los músicos que mejor ha sintetizado la evolución de la música de los últimos 30 años, usando con un rigor impresionante la mayoría de las técnicas musicales desarrolladas en esta segunda mitad del siglo XX; su aguda visión nos hizo descubrir o profundizar en la música aleatoria (John Cage), el minimalismo (Lamonte Young, Terry Riley), los clásicos norteamericanos (Charles Ives o Aaron Copland), los conceptos de la vanguardia operística (Harry Parch o Robert Ashley) y todo ello sin renunciar a su identidad e integrándolo en su medio natural: el de la música rock, que con sus ideas contribuyó a ampliar y enriquecer.

Más información
Látigo de mentes perezosas

Como guitarrista, Frank Zappa utilizó su instrumento siempre desde la visión del intérprete creador, haciendo de la guitarra el estandarte de su visión musical. Su sonido ácido y natural era de una efectividad expresiva completa. Recuerdo que durante años me obsesionaba su uso del pedal de wah wah en esos fraseos mezcla de caos e irreverente precisión. Muchos de los clásicos rifs o frases guitarrísticas del blues y el rock, al pasar por sus dedos se convirtieron en las llaves de ese rock futuro que todavía no ha hecho sino apuntar, sin concretarse.

Técnica interpretativa

Su técnica interpretativa a través del ataque de la púa sobre las seis cuerdas, rompía constantemente la geometría de las frases haciendo de su guitarra un instrumento especialmente rico rítmicamente. El ruido, como elemento armónico, también fue una de sus primeras aportaciones a la concepción de la guitarra dentro del rock. Sus chasquidos, acoples, golpes y toda una larga serie de acciones ruidosas sobre la guitarra completaban y enriquecían sus complejos arreglos, haciéndolos siempre más contundentes y excitantes.

Frank Zappa ha muerto, es la segunda vez que lo escribo y me ha producido más dolor que la primera, un sentimiento de orfandad empieza a llenar mis ojos, ya no habrá más Mothers of Invention, pero millones de sus hijos, consciente o inconscientemente, harán uso de las llaves de la libertad expresiva que nos dejó.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS