Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere la niña británica que recibió siete órganos en dos trasplantes

Laura Davies, la niña británica de cinco años a la que se le trasplantaron siete órganos en dos operaciones múltiples el mayor número de los implantados en un ser humano-, falleció en la madrugada de ayer en el Children's Hospital de Pittsburgh, donde fue operada por última vez hace ocho semanas. Las dos operaciones de la niña, que sufría una rara malformación congénita que impide digerir los alimentos, fueron sufragadas por el rey Fahd de Arabia Saudí y por otras donaciones privadas.En junio de 1992, Laura recibió un nuevo hígado y un intestino. En septiembre de 1993 le fueron trasplantados trozos de intestino delgado y grueso, un hígado, un estómago, un páncreas y ambos riñones. Desde entonces permaneció en cuidados intensivos con graves problemas de rechazo.

El alto riesgo de la segunda operación y el coste de 130 millones de pesetas de la odisea médica dieron lugar a un debate internacional sobre ética médica y la efectividad y coste físico y emocional del tratamiento, aprobado por sus padres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de noviembre de 1993