Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mario Conde anuncia que Banesto entrará en una empresa para desarrollar Gaza

El banquero Mario Conde se convirtió ayer en el primer empresario privado español que invertirá en ambiciosas iniciativas conjuntas de israelíes y palestinos. El Banco Español de Crédito (Banesto), anunció Conde durante su intervención en la Conferencia de Negocios de Jerusalén 1993, pondrá en marcha una empresa media con 60 millones de dólares (casi 8.000 millones de pesetas) como capital inicial. Su objetivo: un consorcio para el desarrollo de las infraestructuras en Cisjordania y Gaza y la creación de una red de distribución de productos locales.Modesta como puede parecer la contribución si se toma en cuenta la magnitud de las necesidades de los territorios que obtendrán gradualmente autonomía tras décadas de ocupación israelí, la decisión de Conde coloca a Banesto a la vanguardia de los empresarios europeos dispuestos a apostar por el éxito del proyecto de paz en Oriente Medio.

La decisión está cargada de simbolismo. "El proyecto de paz diseñado por el Gobierno de Israel y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) no tendría viabilidad sin el apoyo de los actores no gubernamentales: empresas, universidades, sindicatos, asociaciones profesionales", dijo Conde en su discurso.

"Una vez más vemos cómo las fuerzas políticas, en este caso palestinas, y los gobiernos, en este caso Israel, constituyen el ferrocarril. Para que el tren y la vía férrea tengan vida real hacían falta los viajeros", agregó.

Koor industries, de Israel; un grupo de hombres de negocios palestinos, encabezados por Jawid Gusseini; Banesto y el ONA de Marruecos -el equivalente marroquí del Instituto Nacional de Industria español- son los componentes del nuevo holding para fomentar el desarrollo de la futura autonomía palestina. El artífice del proyecto es el exembajador israelí en España, Shlomo Ben Ami.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de noviembre de 1993