Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amplio rechazo a la aspiración de CiU de gestionar en el futuro el 40% del IRPF

La Junta de Extremadura amenaza con descolgarse de las negociaciones para la cesión a las comunidades autónomas del 15% del IRPF. El consejero de Economía, Manuel Amigo, advirtió ayer sobre esta posibilidad y expresó su malestar por la intervención parlamentaria del consejero de Hacienda de la Generalitat catalana, Macià Alavedra, en la que reiteró la aspiración de acercarse al modelo federal alemán en la gestión del IRPF. "Ahora reclaman el 40%, mañana será el 100%, y entonces ya no existirá un Gobierno del Estado", comentó Amigo. Dirigentes del PSOE, PP e IU coinciden en este reproche.

La Junta de Extremadura sigue representando a la comunidad autónoma más reacia al acuerdo que el Gobierno pretende alcanzar el próximo 7 de octubre, en el Consejo de Política Fiscal, para ceder a las comunidades autónomas el 15% del impuesto sobre la renta (IRPF). "Cuando llegue el momento de votar si se mantiene la neutralidad entre unas comunidades autónomas y otras, lo haremos afirmativamente. Pero si unas comunidades ganan mucho y otras dejan de ganar, nos opondremos", manifestó el consejero de Economía de la Junta de Extremadura, informa .A juicio de Manuel Amigo, existe sobre esta cuestión una enorme confusión que no se despejó en la última reunión de los consejeros autonómicos de Hacienda con el secretario de Estado. "Todavía no sabemos cuál va a ser el reparto para unas comunidades y otras. Se sabe que se van a aplicar unos tipos máximos y mínimos, pero se desconoce, incluso, la base sobre la que se van a fijar. Ignoramos, por tanto, cuánto va a estar dispuesto el Gobierno a permitir que ganen unas sobre otras".

La Junta de Extremadura cree también que con el sistema de participación sobre el IRPF que se pretende implantar no existe corresponsabilidad fiscal. "No se gestiona, no se inspecciona y no se recauda", apunta Amigo. "No se está discutiendo sobre la solidaridad y la cooperación, sino sobre la financiación de unos servicios transferidos".

El consejero extremeño expresó asimismo, en nombre de la Junta que preside Juan Carlos Rodríguez Ibarra, su rechazo a la pretensión del responsable de Hacienda de la Generalitat de Cataluña, Macià Alavedra, de avanzar hacia el modelo federal alemán, que supone la gestión de más del 40% del IRPF por los länder, cuando aún no se ha cerrado el acuerdo sobre el 15%. "Al final reclamarán el 100% del impuesto, y si el Estado se queda sin él, es como si no existiera".

Álvarez Cascos, secretario general del Partido Popular, responsabilizó al Gobierno de esta nueva demanda de los nacionalistas catalanes. "Esto pasa", dijo, "porque no hay un proyecto concreto sobre modelo de financiación, sino sólo una escalada de reivindicaciones". Para Manuel Fraga, presidente de la Xunta de Galicia, la actitud de Alavedra es "un error". "Me parece prematuro. Cuando aún no se ha cerrado la transferencia del 15%, esto son, desde luego, ganas de enredar", añadió.

Julio Anguita también culpó al Gobierno. "Es otra aspiración más de la derecha nacionalista catalana. El riesgo está en quienes se alían con los que quieren convertir Cataluña en un Quebec", indicó el coordinador general de Izquierda Unida.

El secretario general del PSOE de Andalucía, Carlos Sanjuán, fue más contundente: "Parece que tenemos que ir acostumbrándonos a las continuas salidas de tono de los dirigentes de CiU". "Cuando se consigue garantizar la neutralidad y, si no es posible, la compensación de la solidaridad, siempre hay nacionalismos que no se conforman con lo que se les da y quieren más".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de octubre de 1993

Más información

  • Extremadura amenaza con romper el acuerdo de cesión del impuesto