Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Liga Norte amenaza con abandonar el Parlamento italiano

La Liga Norte se retirará del Parlamento italiano si no se convocan elecciones generales antes del próximo verano, y convertirá su grupo parlamentario en la base de la asamblea constituyente de una nueva república septentrional. Así lo anunció ayer el líder liguista, Umberto Bossi, en un agresivo discurso que dirigió a sus huestes para impulsar la revolución federalista con otros dos instrumentos adicionales: la rebelión fiscal, por la que todos los militantes de la Liga quedarán obligados a suspender sus pagos de impuestos a partir de noviembre, y el plebiscito sobre el federalismo, que Bossi espera poder realizar en abril próximo.Italia vive una situación de "golpe de Estado", dijo Bossi, debido a la resistencia a convocar elecciones por parte. del presidente de la República, Oscar Luigi Scalfaro, y del presidente del Gobierno, Carlo Azeglio Ciampi. El líder de la Liga no ahorró insultos para estas dos altas personalidades a las que calificó de "golpistas", y acusó de proteger a "un Parlamento de ladrones y asesinos".

El tono de esta intervención no es nuevo. Por otra parte, su discurso incluyo amenazas ya conocidas, y hasta hoy no cumplidas, como la de la rebelión fiscal. Si es nueva, en cambio, la amenaza del boicoteo parlamentario que refuerza la presión de la Liga en pro de la celebración de las elecciones generales.

Otro empuje que puede ser decisivo para la pronta celebración de elecciones puede llegar en las próximas horas desde el Partido Democrático de la Izquierda (PDS), ex comunista. El PDS ha callado últimamente sobre este tema, al sentirse acosado por las investigaciones judiciales sobre corrupción. Pero se prepara para impulsar su petición de comicios en abril, ahora que las denuncias se revelan faltas de fundamento y se vuelven contra sus autores.

Un tercer ' impulso para que las elecciones se celebren viene de la izquierda, que el pasado sábado congregó a más de 100.000 personas en Roma, en una manifestación contra la crisis económica y el paro. El PDS, no apoyó la protesta, promovida por sindicatos de fábrica, Refundación Comunista y el movimiento La Rete.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de septiembre de 1993