Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren en Mogadiscio dos 'cascos azules' italianos

Rossano, Visioli y Giorgio Righetti, dos jóvenes italianos de 20 años que cumplían su servicio militar y, habían sido enviados comocascos azules en el marco de la misión de la ONU en Somalia, murieron tiroteados ayer en Mogadiscio, cuando hacían gimnasia en el puerto nuevo de la capital somalí. Los soldados eran unos de los pocos de su país que quedaron en la ciudad para proteger la embajada tras la retirada del contingente italiano, que concluía ayer, a zonas rurales.

Fabio Fabbri, el ministro italiano de Defensa, que anunció anoche la muerte de los dos soldados como "un gran luto para el país y las Fuerzas Armadas", dio también a entender que se mantienen las- diferencias sobre la manera en que se lleva a cabo la misión de paz de la ONU en Somalia, lo que motivó la decisión de Roma de sacar sus tropas de la capital somalí."Denunciamos desde un comienzo el peligro de que Mogadiscio se convirtiera en una guerrilla permanente. Debido a las divergencias de puntos de vista [con el mando de la ONU, bajo presión norteamericana], decidimos trasladarnos fuera de la ciudad", recordó anoche Fabbri.

El ministro destacó también que los dos jóvenes no fueron tiroteados por ser italianos. "No cayeron en un acto de guerra, sino mientras hacían gimnasia durante un periodo de descanso", dijo Fabbri.

Visioli y Righetti corrían, en efecto, vestidos con ropa deportiva, por una zona del puerto custodiada por la policía somalí y el contingente de cascos azules de los Emiratos Árabes, cuando fueron abatidos. Visioli cayó primero y murió en el instante, mientras que Righetti falleció camino del hospital, tras ser gravemente herido mientras trataba socorrer a su compañero. De acuerdo con las noticias la televisión estatal italiana, algunas dudas sóbre el origen de los disparos que segaron sus vidas, aún cuando la hipótesis predominante era que procedían de francotiradores rebeldes.

El ministro Fabbri desmintió formalmente que los disparos que segaron la vida de los italianos fueran realizados por un helicóptero de Estados Unidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de septiembre de 1993

Más información

  • El contingente italiano concluía ayer su retirada de la capital somalí