Barbero pide al Tribunal Supremo que tramite el suplicatorio para poder juzgar al senador Sala

El juez instructor del caso Filesa, Marino Barbero, presentó finalmente ayer ante- la Sala Segunda del Tribunal Supremo el informe en el que propone que se dé curso alsuplicatorio para proceder contra el senador socialista catalán Josep Maria Sala. Barbero, que había sido requerido en reiteradas ocasiones por el Supremo para que instase el suplicatorio si veía indicios de criminalidad en la actuación del senador Sala, y que tenía redactado el escrito desde hace más de un mes, escogió para presentarlo el día de ayer, precisamente la víspera del acto de apertura del nuevo año judicial.

En este acto, que se celebra hoy en el salón de plenos del Supremo, coincidirán el rey Juan Carlos, el presidente del Supremo y del Consejo del Poder Judicial, Pascual Sala; el ministro de Jus ticia, Juan Alberto Belloch, y el fiscal del Estado, Eligio Hemández, además de la crema de la Magistratura y la Fiscalía. Barbero ha elegido en varias ocasiones la víspera de acontecimientos importantes para notificar alguna de sus resoluciones, lo que no ha pasado desapercibido a sus compañeros de tribunal que, desde hace más de un año, vienen intentando restar incidencia política a las decisiones de Barbero. El magistrado ya dijo, a raíz de la convocatoria de elecciones legislativas, que la disolución de las Cortes le impedía seguir con la investigación de Filesa, cuando él no había pedido suplicatorio alguno. También fijó la ratificación del informe de los peritos del caso para tres días antes de las elecciones -aunque luego lo aplazó-, en contra del criterio del tribunal, que sólo le había autorizado a practicar diligencias urgentes.El propio Barbero había anunciado al tribunal la presentación del escrito para el 28 julio y posteriormente para el 6 de septiembre, pero lo ha ido posponiendo por causas que se desconocen y él no ha explicado.

Respeto al Rey

La Sala Segunda, que hoy recibió el escrito, decidió, por acuerdo de los magistrados, aplazar su tramitación y posterior remisión a las Cortes para restar carga política a la decisión del juez instructor y por respeto al Rey. Así, aunque el suplicatorio ha tenido entrada en la secretaría, el presidente de la Sala, Enrique Ruiz Vadillo, comentó que no tendrá conocimiento del contenido de la resolución de Barbero hasta el próximo jueves, una vez que se haya celebrado el acto de la apertura del año judicial.

Barbero intentó que la parte dispositiva del documento fuera notificada a las partes personadas en el proceso, pero la comunicación no se llevó a efecto.

El documento presentado por Barbero estaba elaborado desde julio y fue guardado en un disco de ordenador que se custodió en la caja fuerte del alto tribunal. Una vez pasado a papel, el escrito de Barbero ha sido entregado a las 14.00 de ayer a la Secretaría de Causas Especiales del Tribunal Supremo, quien, a su vez, también ha guardado el escrito en la caja fuerte.

El contenido del informe de Barbero, de unos 45 folios, ya trascendió a principios de agosto. El magistrado propone al tribunal que curse el suplicatorio contra el senador Sala por delito fiscal, falsedad en documento mercantil y otros delitos de diferente entidad.

La propuesta del magistrado se basa en el informe que los pe ritos de Hacienda asignados al caso Filesa realizaron en la primavera pasada. En el dictamen pericial se indicaba que los pagos de casi mil millones de pesetas realizados a Filesa y Time Export por bancos y empresas por informes inexistentes generaron una deuda tributaria de más de 300 millones. En el informe no se mencionaba la deuda de Filesa y Time Export, aunque se señalaba que superaba los cinco millones, límite mínimo para que una infracción tributaria sea calificada como delito fiscal.

La consecuencia más directa de la presentación del suplicatorio por parte de Barbero es que automáticamente cesa en su labor de instructor y la causa queda paralizada hasta que el Supremo reciba la autorización del Senado para proceder contra el parlamentario. Ni siquiera los peritos podrán trabajar en los análisis de los informes sobre las cuentas corrientes de los implicados, que en su día darán lugar a nuevos dictámenes periciales, según fuentes del Supremo.

La Sala Segunda deberá ahora estudiar la propuesta de Barbero . y acordar, si procede, que se curse el suplicatorio a través de la presidencia del Tribunal Supremo. El tribunal también podría solicitar la ampliación de datos para basar su decisión, pero fuentes de dicha institución indicaron que ello no es probable, para evitar que los magistrados queden contaminados por actos de instrucción, lo que les impediría participar en el juicio.

Por otra parte, Bernardo Bayona, portavoz socialista en el Senado, afirmó ayer que los parlamentarios del PSOE votarán a favor del suplicatorio. Representantes del PP, Izquierda Unida, CiU y PNV mostraron su disposición a apoyar el suplicatorio. El propio Sala declaró ayer que desea que el Senado conceda "lo antes posible" el suplicatorio y mostró su confianza en la justicia porque "los hechos recogidos en el sumario demuestran", dijo, "que mi vinculación con el caso es casi nula", informa Efe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 14 de septiembre de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50